28 marzo 2008

Otro Viernes Musical mas (y la entrada 100)

Se llega otro Viernes, y de nuevo la ansiedad por que de la hora de salida de los trabajos, de la escuela, de donde sea, para salir a disfrutar del fin de semana, de la manera que nos sea posible.

Recuerdo cuando era un adolescente, los Viernes llegue a tener una ilusión muy grande, era el día en que pasaban un programa dedicado únicamente a los videos musicales, esto era antes de tener MTV o era la opción para los que no teníamos televisión por cable. El programa era transmitido por la cadena televisiva norteamericana NBC, y para los que vivimos en frontera era un gran privilegio. Recuerdo pues que el programa se llamaba “Friday Night Videos” y era transmitido por las noches de Viernes, ya tarde como a eso de las 12 de la noche. Yo como niño bueno, lo que hacia para poder llegar bien despierto hasta esa hora, era dormirme temprano y poner el despertador a las 12, para levantarme y ver el programa completo. Para mí era una maravilla, ahí fue donde vi los primeros videos musicales, y pasaban de todo, pop, rock, heavy metal, lo que “pegaba” en esos tiempos, pero sobre todo, si el video tenia una buena producción, era seguro que apareciera en el programa.

Desde hace unos días se me vino a la mente una canción que puedo asegurar fue de los primero videos que vi en ese programa, se las dejo por aquí para que la disfruten, los que si son contemporáneos, y los más jovencitos, pues diviértanse un poco con la música que escuchábamos sus antepasados. Observen en el video la parte en la que Phill Collins se esta poniendo el traje muy elegante y luego se abrocha los tenis converse de lona, jajaja, para mi era la mejor parte, y solo por eso paso a ser mi ídolo. La canción es "Easy Lover" de Phill Collins a dueto con Phillip Bailey, y este fue el video:



Y no soy mucho de aniversarios ni de números, pero este es mi post numero 100. Que rápido se pasa el tiempo, nunca pensé llegar a escribir tanto, pero bueno, la vida es mas que 100 escritos y mas que un número determinado de paginas o de años, ¿no creen? Pero bueno, salud por los primeros 100, y salud por el Viernes musical.
¡Que tengan un feliz fin de semana!

25 marzo 2008

Si nos quitaran las alas


Hace poco, alguien a quien yo estimo mucho me contó un sueño que tuvo. El sueño curiosamente me involucraba de una manera directa. Obvio que ante tal anuncio mi curiosidad se disparó como aquella que mató al gato y pregunte todo lo que a mi mente venia: que si tenia que ver con alguna hazaña, que si tenia que ver con la muerte, que si se trataba de mi muerte, ¿Quien era el encargado de leer mi réquiem?, ¿Quiénes lloraban?, ¿ Durante el sepelio, estaba lloviendo y mis amigos se ensuciaban los zapatos? La respuesta fue un contundente “No” y además, la aclaración de que el sueño fue bonito, agradable.

Y la cosa corría mas o menos así, como si fuera narrado por quien lo soñó:
“Estaba con mis padres en el patio de mi antigua escuela, en una kermés, y de pronto fue que te vi entre la muchedumbre. Me acerqué para saludarte y noté con mucho asombro que te faltaban ambos brazos, solo tenias extremidades hasta poco antes de lo donde iría el codo. Con angustia te preguntaba que había sucedido y tu, con una sonrisa, con mucha calma y a manera de broma me contestabas que habías ido a Acapulco a la playa, que te habías subido al famoso ‘parachute’ (a esa especie de paracaídas que controlan desde tierra) y que al bajar te habías enredado el brazo con una de las cuerdas, y así sin mas, de esa manera perdías el brazo. Y al final agregaste otra broma, decías que lo bueno es que ya estabas parejo sin los dos brazos y así al menos se veía mejor, y hasta te reías. Me sorprendió mucho tu optimismo, pero me dio mucho gusto y mucha paz, la manera en que te reías de la adversidad, y que hasta en esos momentos crudos, tenias una broma, como siempre, para compartirla, a pesar de tu propia desgracia, definitivamente me dio mucha paz, y en ese momento me desperté”.

La trama del sueño me ha dado vueltas, pero más vueltas me ha dado el desenlace, esa sonrisa, esa broma y esa manera de enfrentar aquella desgracia, de tomar esa actitud ante la adversidad. ¿Cómo puede ser que yo, en mi inmensa debilidad por ser inmensamente humano mortal, pueda cambiar la cara ante una tragedia como esa? Obvio, es un sueño, pero me da una lección: Por más difícil que la vida aparente golpearme, por difícil que parezca el perder algo que se supone es indispensable, siempre habrá lugar para enfrentarlo con una sonrisa, con una broma, porque la vida se trata de eso, de no estancarse ante las primeras de cambio, de levantarse y seguir adelante, y después cuando se acuerde uno, hasta una sonrisa llegará a nuestro rostro, en señal de satisfacción, de alegría al saberse vencedor.

En el sueño me cortaron las alas, mas no así la voluntad. Se puede uno pegar otras con cera como lo hizo Ícaro, claro, andándose con tiento y alejados del sol, con precaución pero hacia delante, siempre, para todo hay solución.

Ojala pueda aplicar lo descubierto en este simple sueño. Que si me quitan las alas, pueda yo seguir volando con lo que me queda, y que para nada se borre de mi rostro la sonrisa que nace de mi corazón, porque esas son las alas que me pueden seguir llevando adelante, pues si se pierde esa sonrisa, se pierde ahora si mucho mas que un simple par de alas.

No dejemos nunca que nadie nos quite las alas...

Gracias comadrita, por la lección de vida que me has dado, en sueños.

20 marzo 2008

Hoy hace veinte años...


Era la semana anterior a la semana santa, y como grupo de seminaristas externos, mis entonces compañeros y yo teníamos la responsabilidad de organizar todos los oficios de la semana santa, junto con nuestro padre asesor, para la pequeña parroquia a la que habíamos sido asignados con anticipación. La parroquia era un pequeño templo en la periferia de la ciudad, en una colonia muy humilde, con calles de tierra, arena por doquier, el típico perro flaco y la clásica tiendita (estanquillo) de la esquina. Su gente; recuerdo perfectamente a esa gente, humilde, sencilla, las miradas de esos niños, aquellos que sus sonrisas no podían ser apagadas ni con los fuertes vientos y toda la polvareda que estos causaban. Todos ellos tenían siempre una atención para con nosotros, desde frijoles de la olla, café y pan, hasta la disposición de ayudarnos a limpiar, escobas en mano, jabón y trapos.

El templo estaba sin terminar, sin acabados, sencillo pero muy bonito. Su diseño era algo muy practico, por la limitante del espacio, pero para mí era el lugar perfecto, cada rincón era un espacio bien pensado, estar ahí solo o con mas gente daba lo mismo, la paz se sentía en todas esas paredes de bloque sin acabados, en esas sombras con estratégicos rayos de luz entrando por aquellas ventanas a lo alto y el eco, como preparándonos para el momento.

Una tarde se hizo el “sorteo” para decidir quien seria el responsable de cada oficio; me toco el Jueves Santo, una sensación de orgullo, nervios y responsabilidad invadieron todo mi cuerpo y mi mente; a falta de sacerdotes en esos días, estábamos oficialmente avalados para llevar la celebración a esas personas, en fin, esa noche no dormí mucho, la idea daba muchas vueltas por mi cabeza, era la celebración mas importante de la semana.

Para estar completamente listos, cada quien era responsable de conseguir albas (especie de sotanas blancas) para las celebraciones. Fui con el párroco de mi barrio, el no estaba pero su asistente me proporciono dos albas algo usadas y percudidas; eso no importaba, yo salí contento del lugar sabiendo que mi misión estaba casi cumplida. Llegando a casa lo primero que hice fue lavar esas dos albas, primero a mano hasta quitar las manchas de lo percudido, y después en lavadora. Terminado el ciclo de lavado, me dispuse a plancharlas con tanto ahínco como si se trataran de uniformes militares previo a una inspección. Desde esa noche, las albas estaban listas colgadas frente a mi guardarropa, y esa noche yo las contemplaba fijamente entre la oscuridad de la noche, mientras miles de pensamientos y sentimientos cruzaban mi psique, todos al mismo tiempo.

Al día siguiente por la tarde, recibí una llamada de la asistente de mi párroco, aquella que me había proporcionado las albas. Me decía que “siempre si” el padre necesitaría aquellas albas para otros oficios y me pedía que se las regresara a la brevedad posible. Colgué el teléfono con toda la sangre agolpada en mi cabeza, puede sonar exagerado pero fue un duro golpe para mí, después de aquel esmero que le había puesto para lavarlas y tenerlas listas, pero un golpe de realidad al fin y al cabo. En el camino a la parroquia trataba de encontrarle un significado a todo esto. Llegué, entregué las albas, y salí de ahí movido por inercia, mientras mi mente seguía ocupada en descifrar aquello.

De nuevo otras dos noches en vela, ahora sin las albas colgando de la puerta del guardarropa, y de nuevo en la oscuridad, alcance a discernir algo: esto se trataba de una señal. Una mezcla de indignación y calma al mismo tiempo me invadían, hasta que me venció el sueño. Por la mañana, la decisión estaba tomada. Salí de casa rumbo a la oficina de mi asesor, y estando ahí le comunicaba mi decisión. Con mucha sorpresa fue que recibió mi noticia, pero después la sorpresa seria para mí, al ver que, como un buen padre orientador, aceptaba mi decisión sin ningún intento de hacerme cambiar de opinión. La platica fue bastante agradable, y salí del lugar con una paz y una tranquilidad que pocas veces había sentido.

Ahora me doy cuenta de la importancia de ese momento. En aquel momento decidí no ser padre de aquellos tantos hijos huérfanos que necesitan una mano que los guíe. Ahora soy padre de mis tres hijos, pero al mismo tiempo, soy uno mas de esos hijos huérfanos que necesita el cariño, la confianza y la orientación de un buen padre.

Espero que esta semana, además de ser de vacaciones, nos sirva un poco para reflexionar y sacar de verdad todo eso malo que podamos llevar dentro, de tratar de sanar, de perdonar y acercarnos mas a eso que nos ayuda, nos sirve, nos guía, nos llena, a esa luz verdadera, en cualquier denominación, en cualquier cultura, en cualquier creencia.

14 marzo 2008

Otro Viernes Musical

De nuevo otro Viernes, de nuevo hay vida, llena de sinsabores pero también de alegrías. De recuerdos y nostalgia, como siempre.

Y de nuevo hurgando por ahí, me encontré con esta canción, ¡ah como me gustaba! Pasaba las horas escuchándola, música y letra, me gustaba mucho encontrarle al cuate este el gran parecido (no solo físico sino también vocal) a su padre. No se porque no pegó mas, tal vez siempre se quiso mantener un poco fuera de foco y cámaras, pero calidad la tiene y mucha, aunque tal vez vivía bajo la sombra de su padre, una sombra pesada y grande al fin y al cabo, en fin.

Aquí les dejo este recuerdito que me encontré, algo nostálgica la melodía, la letra también, pero se presta para este viernesito de muchas emociones.
Buen finde.

Valotte
Julian Lennon

Sitting on the doorstep of the house I can't afford,
I can feel you there
Thinking of a reason, well, it's really not very hard
to love you even though you nearly lost my heart
How can I explain the meaning of our love?
It fits so tight, closer than a glove
Sitting on a pebble by the river playing guitar
Wond'ring if we're really ever gonna get that far
Do you know there's something wrong?
'Cause I've felt it all along

I can see your face in the mirrors of my mind
Will you still be there?
We're really not so clever as we seem to think we are
We've always got our troubles so we solve them in the bar
As the days go by, we seem to drift apart
If I could only find a way to keep hold of your heart

Sitting on a pebble by the river playing guitar
Wond'ring if we're really ever gonna get that far
Do you know there's something wrong?
'Cause I've felt it all along

Sitting in the valley as I watch the sun go down
I can see you there.
Thinking of a reason, well, it's really not very hard
to love you even though you nearly lost my heart
When will we know when the change is gonna come?
I've got a good feeling and it's coming from the sun

Sitting on a pebble by the river playing guitar
Wond'ring if we're really ever gonna get that far
Do you know there's something wrong
We'll stick together 'cause we're strong

12 marzo 2008

Cartas Perdidas


Amore mio:

Ya sé que no te gusta que te diga así, pero a la distancia no me puedes regañar, además, créeme que cualquier castigo seria insignificante comparado con estar acá. Todo va bien hasta hoy, aprovecho unos momentos en esta noche para escribirte, la verdad, estoy exhausto, las jornadas durante el día son largas, pesadas, y por las noches, a pesar del cansancio, pocos pueden conciliar el sueño.

Justo en este momento, a lo lejos se escucha una explosión, ya no sabemos de que se trata, una bomba casera, o fuego de artillería. Inclusive hay algunos que han llegado a educar su oído tan finamente que pueden distinguir si el silbido del disparo de una bala viene de un rifle nuestro o del enemigo. Yo no me he interesado tanto en ese extraño arte, es como si viviera en un estado de negación, y una bala es una bala, venga de donde venga.

Durante las noches en que me toca montar guardia, y mientras miro el cielo estrellado, me acuerdo mucho de ti, recuerdo esas noches que pasábamos juntos mirando las estrellas, buscando figuras en las constelaciones y la luna, esa luna que siempre nos cobijaba, que era nuestra cómplice en noches de pasión, por el balcón de tu casa; esa luna que siempre compartimos tu y yo. Miro mis manos sucias y ásperas y extraño las tuyas, esas hermosas manos blancas y tersas sobre las mías, esas manos que siempre tenían una caricia para mi tanto en momentos de alegría como de tristeza.

Muñeca, no tienes idea como mi perspectiva del mundo a cambiado tan bruscamente desde que llegue a este lugar. Hemos hecho una especie de comunidad como hemos podido, porque esto no deja de ser un infierno; ahora entiendo el dicho que he visto escrito en los cascos de varios de mis compañeros que reza “war is hell”. Esta improvisada comunidad me permite estar un poco mas en contacto con el mundo real, con mis sentimientos, con mi verdadero yo, pero a la vez es muy difícil, porque entre mas conoces a tus compañeros, más difícil es perderlos, y no sabes, me he sorprendido a mí mismo siendo tan fuerte como para soportar la muerte y el sufrimiento, Así es esto, uno tiene que seguir adelante, aunque no deja de ser difícil, no deja de doler, es por eso que no quiero perder mi capacidad de asombro jamás.

Solo espero el momento en que vuelva a estar contigo, verte, abrazarte, besarte, olvidarme de todo esto y regresar a nuestro mundo, a nuestras noches, a nuestras lunas, a dejar que sea este el mundo de fantasía el que dejo atrás, y el nuestro pase a ser de nuevo mi mundo real, el del hoy, el de siempre. Tu paciencia y tu espera son la fuerza que me mantiene adelante.
Hasta siempre... tuyo

Tu loco de la luna.

Esta carta es producto de la imaginación, cualquier semejanza con la realidad, es mera coincidencia. Con esto no pretendo criticar ni herir susceptibilidades, al contrario, solo quiero darle un pequeñísimo lado humano al espectro más grande y terrible de la humanidad: la guerra. Mis respetos para todos, desde ambos lados de las trincheras...

07 marzo 2008

De reseñas de reuniones / Mi rodilla strikes back

Comencemos por el principio. El viernes por la noche el trafico estaba de locos, como siempre, y venia yo con el tiempo justo para llegar a la cita: Café Dalí a las 7:00 PM. Gracias a un congestionamiento vial a unas cuadras antes de llegar al lugar, llegue a la cita como unos cinco minutos después. Sentí esa extraña sensación de entrar a lo desconocido, aunque ya conociera el lugar, y asi pase el umbral de la puerta, me introduje al café y al primero que veo es a Carlos, que se encontraba ya bebiendo algo en una mesa solitaria, lo salude y a otras dos o tres mesas se encontraba Martha, me acerque a ella, le dije “tu eres Martha “... es extraño la reconocí inmediatamente, y de ahí, nos fuimos los tres a esperar a los demás a otra mesa mas grande mientras bebíamos café o lo que fuera que estábamos tomando, mientras platicábamos de nuestros trabajos, de nuestras vidas, platica para ir entrando en calor, en sintonía.

No nos costó mucho trabajo, al poco tiempo ya estábamos platicando de mil cosas, en eso llego Vicky, y al poco tiempo llego Bery, y así al calor de unos martini’s, cafés y otras bebidas, terminamos hablando de todo, de lo que hacíamos, de lo que no hacíamos, de lo que nos gustaría hacer, de nuestros blogs, de porque escribíamos, y con agrado me di cuenta que los “blogueros” tenemos mucho mas en común de lo que llegue a pensar, es como una especie de hilo, de costura que todos los blogeros, por diferentes que seamos, tenemos en común, y eso me agradó mucho, me sentí identificado en muchos aspectos. Esta sensación empezó a darse a temprana hora, que hizo que aquel nerviosismo que tuve antes de entrar al café se disipara tan rápido como pedimos mesa.

No llegó nadie mas, pero a decir verdad, creo que dejamos de estar al pendiente de la puerta para ver si llegaba alguien mas, creo que hubiera sido fácil reconocerlos: personas con cara de “blogeros” y con cara de buscando a alguien pero no sé a quien, esa cara inconfundible. Y así, la reunión siguió siendo de cinco, y así termino. Me llevo las mejores impresiones de mis compañeros blogers, me hubiese gustado que fueran mas, pero creo que es un buen comienzo. La próxima tal vez la planearemos en Sábado o Domingo, porque nos dimos cuenta que muchos todavía trabajan, salen tarde en viernes o van a la escuela y eso les dificulta la disponibilidad un Viernes por la noche, en fin, de todo se aprende, pero que bueno es aprender de esta manera y este tipo de cosas.

Después de dos cafés dobles y una platica muy amena, decidimos retirarnos a temprana hora. A pesar de haber sido pocos los asistentes, me llevo muy gratas impresiones, una sensación de identificación, una gran alegría de conocer a algunos de los que por aquí escriben en persona, y la consigna de volver a juntarnos, pues hasta se hablo de hacer un “karaoke nigth”, lo cual me parece una muy buena idea, la música es el alimento del alma.

Y en otro orden de ideas, mi rodilla strikes back, la inflamación cedió gracias al hielo aplicado casi religiosamente a diario y por espacios largos, y como ya había hecho la invitación y yo soy el que cuida balones, casacas y porterías, pues me vi en la necesidad de asistir el Domingo pasado a la cascarita futbolera, y no me pude quedar con las ganas, así que jugué, me divertí como enano, me olvide de mis tribulaciones y hasta anote un gol, que digo gol, un señor gol, un golazo, claro, siempre desde mi perspectiva. Esta semana la recuperación ha sido más rápida, de nuevo gracias al hielo, aunque ahora si creo darle descanso a mi rodilla por mas tiempo, mas vale.

Es fin de semana musical, y mi espíritu se encuentra un poco más alegre, hay que dejar atrás lo que no nos sirve, lo que nos aqueja y no nos ayuda nadita, así que, dedicado a todo esto que hoy decido decirle adiós, va este video que me encontré en el ático ahora que anduve limpiando, observen esos peinados y la ropa, esto si era los 80’s.



De nuevo mil gracias a los que asistieron a la reunión, y los demás, no se preocupen, ya viene la segunda, y también gracias a los que a la distancia nos acompañaron en esta.

Saludos, y que tengan un excelente fin de semana...