20 marzo 2008

Hoy hace veinte años...


Era la semana anterior a la semana santa, y como grupo de seminaristas externos, mis entonces compañeros y yo teníamos la responsabilidad de organizar todos los oficios de la semana santa, junto con nuestro padre asesor, para la pequeña parroquia a la que habíamos sido asignados con anticipación. La parroquia era un pequeño templo en la periferia de la ciudad, en una colonia muy humilde, con calles de tierra, arena por doquier, el típico perro flaco y la clásica tiendita (estanquillo) de la esquina. Su gente; recuerdo perfectamente a esa gente, humilde, sencilla, las miradas de esos niños, aquellos que sus sonrisas no podían ser apagadas ni con los fuertes vientos y toda la polvareda que estos causaban. Todos ellos tenían siempre una atención para con nosotros, desde frijoles de la olla, café y pan, hasta la disposición de ayudarnos a limpiar, escobas en mano, jabón y trapos.

El templo estaba sin terminar, sin acabados, sencillo pero muy bonito. Su diseño era algo muy practico, por la limitante del espacio, pero para mí era el lugar perfecto, cada rincón era un espacio bien pensado, estar ahí solo o con mas gente daba lo mismo, la paz se sentía en todas esas paredes de bloque sin acabados, en esas sombras con estratégicos rayos de luz entrando por aquellas ventanas a lo alto y el eco, como preparándonos para el momento.

Una tarde se hizo el “sorteo” para decidir quien seria el responsable de cada oficio; me toco el Jueves Santo, una sensación de orgullo, nervios y responsabilidad invadieron todo mi cuerpo y mi mente; a falta de sacerdotes en esos días, estábamos oficialmente avalados para llevar la celebración a esas personas, en fin, esa noche no dormí mucho, la idea daba muchas vueltas por mi cabeza, era la celebración mas importante de la semana.

Para estar completamente listos, cada quien era responsable de conseguir albas (especie de sotanas blancas) para las celebraciones. Fui con el párroco de mi barrio, el no estaba pero su asistente me proporciono dos albas algo usadas y percudidas; eso no importaba, yo salí contento del lugar sabiendo que mi misión estaba casi cumplida. Llegando a casa lo primero que hice fue lavar esas dos albas, primero a mano hasta quitar las manchas de lo percudido, y después en lavadora. Terminado el ciclo de lavado, me dispuse a plancharlas con tanto ahínco como si se trataran de uniformes militares previo a una inspección. Desde esa noche, las albas estaban listas colgadas frente a mi guardarropa, y esa noche yo las contemplaba fijamente entre la oscuridad de la noche, mientras miles de pensamientos y sentimientos cruzaban mi psique, todos al mismo tiempo.

Al día siguiente por la tarde, recibí una llamada de la asistente de mi párroco, aquella que me había proporcionado las albas. Me decía que “siempre si” el padre necesitaría aquellas albas para otros oficios y me pedía que se las regresara a la brevedad posible. Colgué el teléfono con toda la sangre agolpada en mi cabeza, puede sonar exagerado pero fue un duro golpe para mí, después de aquel esmero que le había puesto para lavarlas y tenerlas listas, pero un golpe de realidad al fin y al cabo. En el camino a la parroquia trataba de encontrarle un significado a todo esto. Llegué, entregué las albas, y salí de ahí movido por inercia, mientras mi mente seguía ocupada en descifrar aquello.

De nuevo otras dos noches en vela, ahora sin las albas colgando de la puerta del guardarropa, y de nuevo en la oscuridad, alcance a discernir algo: esto se trataba de una señal. Una mezcla de indignación y calma al mismo tiempo me invadían, hasta que me venció el sueño. Por la mañana, la decisión estaba tomada. Salí de casa rumbo a la oficina de mi asesor, y estando ahí le comunicaba mi decisión. Con mucha sorpresa fue que recibió mi noticia, pero después la sorpresa seria para mí, al ver que, como un buen padre orientador, aceptaba mi decisión sin ningún intento de hacerme cambiar de opinión. La platica fue bastante agradable, y salí del lugar con una paz y una tranquilidad que pocas veces había sentido.

Ahora me doy cuenta de la importancia de ese momento. En aquel momento decidí no ser padre de aquellos tantos hijos huérfanos que necesitan una mano que los guíe. Ahora soy padre de mis tres hijos, pero al mismo tiempo, soy uno mas de esos hijos huérfanos que necesita el cariño, la confianza y la orientación de un buen padre.

Espero que esta semana, además de ser de vacaciones, nos sirva un poco para reflexionar y sacar de verdad todo eso malo que podamos llevar dentro, de tratar de sanar, de perdonar y acercarnos mas a eso que nos ayuda, nos sirve, nos guía, nos llena, a esa luz verdadera, en cualquier denominación, en cualquier cultura, en cualquier creencia.

20 comentarios:

BlackTigerX dijo...

amen brother

pato dijo...

No se que decir , de momento me enfurecí ,pero si , tienes razón , era una señal .
Me cuesta mucho entender a la Iglesia , prefiero estar al margen de todo . Agradezco a Dios lo que tengo , pero de ahí a sr parte de tantas cosas , NO .
Un abrazooooo !!!

Elisa dijo...

Te lees satisfecho con el camino que tomaste y eso es lo más importante.

Señales siempre habrá en nuestro camino, es cuestión de abrir bien los ojos, creo...

Buen fin de semana!

Evan dijo...

Me gusta tu reflexión y me gusta encontrar a alguien con buenos pensamientos y sentimientos... en estos tiempos que la gente está tan descreída, todo está tan pisoteado, es hermoso leer a alguien como a vos hoy...

Un besito, que tengas una feliz pascua!

rosi dijo...

Definitivamente buena elección !

Diego Fabián dijo...

Supongo que hay infinidad de señales para tantos caminos que podemos seguir en nuestras vidas, y están siempre frente a nosotros... Pero cada persona debe aprender a saber apreciar su valor para tomar el camino que creamos mejor para cada uno...

Lindo recuerdo, Magoo... Espero que, a pesar de todo, te encuentres feliz del camino que decidiste tomar...

Un abrazo... Y Felices Pascuas!!!...

mi despertar dijo...

de verdad todo eso malo que podamos llevar dentro, de tratar de sanar, de perdonar y acercarnos mas a eso que nos ayuda

Simplemente leerte nos ayuda, das tanto de vos en cada letra como no te imaginas.
besos abrazos de pascua

Iconoclasta dijo...

Mas que una señal fue muestra de dignidad. Algunos resisten ser humillados en aras del idealismo religioso pero tal vez en tu caso pudiste ver la poca espiritualidad que hay en los líderes religiosos y no quisite ser parte de eso.

Florcita dijo...

Que mas se puede decir?
Un beso grande Magoo, y PAZ Y AMOR a todo el mundo!
FELICES PASCUAS

Mile dijo...

YO siempre tengo la creencia de que las cosas pasan por algo y que Dios tiene un diseño y plan especial... tu al final decides como y por donde te vas pero, justo ahi en la sombra del viento o en la llamada que te hizo cambiar de parecer esta EL, guiandote... tu destino era ser padre... de tres! Feliz fin mi querido amigo!

Gabriel (Colo) dijo...

Muy bueno Magoo! Que increíble esos momentos bisagras de la vida en que una decisión marca el rumbo de tu destino.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Es la vida un tomar de decisiones y el destino nos pone muchas disyuntivas, pero el reconocer que no somos Dios y que muy independiente de: que es lo que yo quiero?, es a donde El me quiere llevar, y como somos muy necios para aceptarlo el camino a veces suele sacarnos lagrimas por eso digo: No te esperes a que algo malo suceda para voltear a mirar hacia arriba, suele doler mucho, encuentralo tu primero, antes que Dios te toque la puerta y sigas terco en no abrir. No necesitamos religiosidades, se puede ser feliz de cualesquier manera DECIDETE.
TQM
La Gorda

Angélica dijo...

Eres una gran persona. Esto lo demuestra. Tus reflexiones. Te felicito.

Me gustó mucho lo que cuentas y el cómo algunos hechos hacen tomar grandes decisiones.

Besos querido amigo.

Angie dijo...

:D
cualquier decisión que tomes, siempre será la correcta.
saludos, que bonito está este post.

Victoria dijo...

Ay Magoo! que te digo? que me siento muy feliz de conocer a un hombre como tu, con tantos principios, fiel a sus creencias y sobre todo transparente como pocos. Gracias por compartir este momento de tu vida (esta historia ya la conocia por ti en aquella reunion), que bueno que aunque decidiste ser padre de tus 3 retoños todavia sigas tan pegado a Dios. Eres un buen hijo de El y un buen hermano para todos los que te leemos. Te mando un abrazo y FELICES PASCUAS!

Victoria

PoNyErY dijo...

Lindo y emotivo post!!!
y pues tomaste la desicion correcta...

santo dijo...

pues yo siempre he dicho una cosa tiro que va derecho aunque uno se haga por un ladito y si uno no debe de arrepentirse de sus deciciones se que a veces son unas demasiado dolorosas y que dejan huella pero pues la vida continua y una reflexion siempre deja una buena desicion
saludos magoo y buen post

Mr. Magoo... dijo...

BlackTigerX: Amen carnal, jajaja, la onda no era asi tan religiosa, pero bueno, asi se fue. Saludos.

Pato: Era una senial, no le reclamo a la iglesia, al menos no eso, pero las cosas se dieron asi, solo comparto esta experiencia....
Un abrazo.

Elisa: Cuestion de abrir bien los ojos, ojala los mantenga bien abiertos siempre. Un abrazo.

Evan: En estos tiempos es muy dificil, y yo no me siento como alguien 100% noble, pero hago mi mejor esfuerzo, soy humano y eso si, llenisimo de errores, muchos, pero intento salir adelante. Un saludo, gracias.

Rosi: Creo que fue buena eleccion, o lo fue?

Diego Fabian: A veces no me encuentro muy feliz, creo que por eso le doy vueltas al asunto, pero por algo tome la decision, y eso me da gusto. saludos.

Mi Despertar: Feliz pascua para ti tambien, solo quiero compartir algo de lo poco que me queda, sin mas intencion. Un abrazo.

Iconoclasta: Al principio lo quise ver asi, con el tiempo de verdad, acepte que fue una senial, porque de otra manera, a nadie se le hacia ningun danio con esto. Y la lucha se vive desed cualquier trinchera, no solo desde la del sacerdocio y la iglesia, eso que ni que. Saludos.

Florcita: Solo intento decir lo que hay, eso es todo, me da gusto que algun mensaje deje esto. Un abrazo, feliz pascua.

Mile: Es verdad, a veces pienso que el destino se lo quiere trazar uno y misteriosamente hay un plan de vida definido, o simplemente guiado por el ser supremo. Un abrazo amiga.

Gabriel (Colo): Buen termino me gusto eso de momento "bisagra" porque de ahi se da vuelta. Las decisiones cuestan trabajo, pensaba que no. Saludos.

Gorda: NO espero eso, pero aunque no lo quiera creo que ya lo tengo, es hora de llamar a los bomberos, veremos que curso lleva el viento. Un abrazo.

Angelica: No creas Angelica, tengo muchos errores, muchos, unos garrafales que no me hacen tan buena persona, solo trato de recordar algunas cosas que me devuelven a mi "yo espiritual". Un abrazo, gracias por tus palabras.

Angie: Gracias por tu visita, veo que estas de vuelta, eso me da gusto. Que razon tienes en lo de las decisiones, porque al fin y al cabo el que aprende y vive la experiencia es uno, por mala que esta sea, siempre dejara una ensenianza, no crees? Un abrazo.

Victoria: NO creas Vicky, el tiempo y los tropezones y el juntar lineas paralelas me han cambiado mucho, me he alejado mucho de esa fuente de paz, que ya no se si estoy bien o estoy mal, pero trato, eso es lo que hago, trato, aunque a veces no pueda. Un abrazo.

PonyEry: Creo que si lo fue, creo que si fue la correcta. Un abrazo.

Santo: Si, en este caso creo que dejo una buena reflexion, y pues son disyuntivas, o puerta A o puerta B, y pues asi es la vida, abrir y dejar de abrir puertas tambien. Saludos.

De nuevo mil gracias a todos por sus visitas a pesar de estos dias de vacaciones para unos, de vida normal para otros y de reflexion para unos cuantos mas. Gracias por visitar el atico de este loco que cada vez mas deja de aullarle a la luna.

Dra. Kleine dijo...

sabias verdades chamacón! sabias!

Guillermo González dijo...

Me movió mucho tu post. Recuerdo que un tiempo también yo me dediqué a misiones y una vez me pregunté porqué a mi amigo de al lado le permitieron ser ministro de la Eucaristía y a mi no...

Sólo Dios sabe que yo, con mi envidia, no lo merecía...

Saludos, hermano!