30 abril 2008

Como cuando eramos niños


Unas tablas de diferentes tamaños, cuatro valeros y mucho ingenio eran suficientes para sustituir al famoso carro deslizador avalancha, (marca registrada, no aceptes imitaciones) y al mismo tiempo, suficientes para esbozar una sonrisa de oreja a oreja; la nostalgia me hace ahora vagar a ese tiempo cuando era niño.

Recuerdo el famoso deslizador, de moda en aquellos tiempos y bombardeado por la publicidad televisiva en el famoso programa de “Chabelo”, todo niño en México quería uno así. Pero a falta de pan, tortillas, a falta de tiendas que distribuyeran el mencionado carro a estas latitudes tan lejanas y al norte, se buscaba siempre el producto gringo, pero no era lo mismo. Y a falta también, de los recursos necesarios para adquirir uno, aunque fuera de la más ínfima calidad, entraba entonces el ingenio que nos caracterizaba a los niños de mi cuadra y a mí, que tiempos aquellos, nada era imposible.

Andar de patio en patio buscando tablas viejas, en desuso, luego brincarnos la barda de los talleres de camiones urbanos, para buscar en el deshuesadero los ejes viejos para “pedir prestados” los valeros, herramienta en mano y después del botín, la respectiva correteada del perro raza “callerman” de regreso a la barda; todo esto era parte del show.

Ya en la casa de “El Chuy” o de Javier o en la mía, comenzábamos el proceso de producción... si tan solo nos hubiese visto Ford... valeros por un lado, previa limpieza en una charola con petróleo, tablas por otro lado, recortadas al mismo tamaño, clavos viejos y oxidados en un frasco de vidrio, de esos de la mayonesa, martillo, pinzas y demás herramientas que pudieran hacer falta, cuerda de esa para amarrar las carteras de huevo o algún alambre maleable, y mucha, mucha imaginación y paciencia.

En alguna buena tarde llegamos a ensamblar dos o tres carros: tabla grande de plataforma o “chasis”, dos tablas delgadas a los extremos a manera de ejes y en cada extremo enclavados cuatro valeros a manera de ruedas, y el volante se manufacturaba con el “mecate” (la cuerda) o en su defecto con un alambre, como una especie de rienda de caballo. Si bien nos iba en la búsqueda de material, nos alcanzaba para ponerle un respaldo al carro, y ¡listo!

A salir a las calles a hacer ruido, a disfrutar, a reír, a gozar.
Así de simple, así de sencillo se era feliz, cuando éramos niños...

Hoy que se celebra el Día del Niño por estas latitudes, quisiera que pudiéramos regalar una sonrisa a un niño, pues es mas que suficiente, es como el combustible que les mueve, un simple saludo, una enmarañada de cabello, un guiño de ojo, eso es todo lo que se necesita. Si no los vemos, pues hagámonos ese regalo a nosotros mismos, y dejemos salir ese niño que todos, absolutamente todos llevamos dentro. Suena bien ¿no creen? No es la solución a los problemas del mundo, pero es un buen comienzo...

29 comentarios:

PoNyErY dijo...

PORQUE NUNCA DEBERIAMOS DEJAR DE SER NIÑOS... MUCHAS FELICIDADES!!!
Ah que linda es la sonrisa de un niño, si tan solo todos pudieramos sonreir como los niños el mundo seria diferente!
Saludos de Festejo!!!

Guillermo González dijo...

Que cosas...

A mi tambien me ha tocado recordar cosas que hacía de niño y ahora me digo a mi mismo: mi mismo, te pasaste, jajaja

Que bonito era ser niñooooooooo

un abrazo!!

Yanett dijo...

Te saludo con una sonrisa en el rostro, misma que te comparto y comparto a todo el que lea mi comentario, les dejo un abrazo y regalense este día memorias de su infancia verán que tienen mucho para sonreir durante el día.

GINA dijo...

jajajajjajaja me recordaste mi trauma de la niñez....mis papas no me compraron la avalancha por falta de dinero y mi tio que si podia regalarmela pues no porque era niña y las niñas no jugaban eso.....jajajajajja ni pex ya ni modo

Carlos Rubalcava dijo...

no maaaanches me hiciste recordar la bola de "invenciones" locas que uno hacía cuando era niño... desde las avalanchalocas hasta lo más sencillo de armar "pistolas" de ligas (con cualquier tabla, un clip de la ropa y un chingo de ligas), o el tira-lilas (para el cual era suficiente "mocharle" la tapa a cualquier botella de cloro-patito y ajustarle un globo).

good times... :-)

Evan dijo...

Es un buen intento... claro que sí!

Feliz día a tu niño interior :)

Supongo que ese auto era lo que aquí llamaban autos con rulemanes, que lindo recuerdos, trajiste desde tu ático.

Un besito!!

Diego Fabián dijo...

Jeje... Por acá les llamamos Coches de madera...

(Son toda una tradición durante las Fiestas de Quito... Imagínate bajar como 4 kilómetros de una loma empinadísima, a 70 km/h y a tan solo 15 cm del piso!!...)

Feliz Día del Niño, amigo Magoo... Como tú dices, por el niño que todos llevamos dentro...

mi despertar dijo...

Hola muchachito gracias coo siempre pot tus bellas palabras. Ser niños bueno lo sigo siendo y me adentré mas por lo bonito de tu texto

mi despertar dijo...

Hola muchachito gracias coo siempre pot tus bellas palabras. Ser niños bueno lo sigo siendo y me adentré mas por lo bonito de tu texto

Coro dijo...

Mr. Magoo
Y la de raspones en las rodillas (aún tengo las cicatrices, jajaja) y codos... los revolcones cuando te caías y las risas de l@s amig@s...

Saludos

PD. blog interesante, me gusta tu escritura.

Anónimo dijo...

Que facil es ser feliz cuando se es ninio basta tan poco: un globo,una pelota, unas burbujas de jabon,los adultos todo lo complicamos como dice el principito. Pero Decidamos ser felices y asi sera.
Que buena foto, yo ni me acuerdo de ese momento.
TQM
La gorda.

Vane dijo...

Hola magoo, muchas de las cosas que mencionaste en tu post yo las viví con mis primos y amigos, para mi eran mucho más divertidos los juegos de niños, y por esa razón soy fanática del futbol. No me olvidé de la charla pendiente, te debo un correo.

La niña que llevo dentro siempre la saco a jugar, por eso mi mamá dice...ahí están los nenes grandes, eso lo dice por mis hermanos y por mi.

Saludos!!!

BlackTigerX dijo...

vaya que eran todos unos mecanicos, yo no recuerdo haber llegado a tanto asi, pero de que todo es posible cuando se es niño, eso que ni que

salu2

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

Hola Mr. Magoo... que lindo esto que escribiste y feliz día a todos los niños/as que llevamos dentro.

Y ojalá que no lo perdamos nunca.

Bss. Nos vemos y que linda infancia tuviste...

Reggis FraPe dijo...

Por algunos problemillas tecnicos, mi URL cambio:
http://frappest.blogspot.com/

saludos

Pato dijo...

Ah , que bellos tiempos , lo recuerdo bien con mis hermanos , todás las tardes era de tarea para hacer tan ágiles transportes .
Hoy mi nietecito de 2 años tiene una avalancha aqui en casa y tengo que esconderla porque solo quiere andar en la calle y que la abuela lo cuide !
Hermoso post !

rosi dijo...

Que bonita foto , quien es el del sobrerito ?

Florcita dijo...

La necesidad es madre de la invencion!
Que lastima que mucho de ese juego sano se esta perdiendo entre los chicos de hoy...

Mile dijo...

amiguito! Feliz dia del chamaquin en 5 de mayo! Vine a visitarte y me puse a recordar contigo y la Martu... chistoso eso de las avalanchas... jamas tuve una yo tanpoco x falta de $... pensar que nuestros hijos podran tener eso y 156487189 millones de cosas mas... en fin... un abrazote... no tengo casi chance de entrar al inter pero aqui estoy y estoy al pendiente! Un abrazo
Milena

Victoria dijo...

Uy Magoo, me recordaste mi avalancha morada!, que tiempos aquellos, yo vivia en chilangolandia y creeme que eran igual de codiciadas que en Juarez, siempre hay mas niños que juguetes asi que yo como buena vendedora desde chiquita, la rentaba jajajajajaja
tengo las rodillas todas raspadas, nunca pense que esos raspones hoy serian como un mapa mental que me lleve a lugares en mi memoria que me traen recuerdos tan fregones.

te mando un abrazo Magoo

nos vemos pronto

Victoria

Martha dijo...

Magoo:

Pues por lo que veo todo mundo anhelaba una "Avalancha", a mi si me toco jugar con las originales, (siempre prestada porsupuesto), pero si me toco ver algunas muy bien hechas y siempre quise tener aunque fuera una de esas... Era padrisimo jugar en esas cosas (al igual que Vicky yo tengo las rodillas todas raspadas y llenas de cicatrices por jugar con ese famoso carro.

¿Cual eres tu en la foto?

Aunque tarde, feliz dia del niño para ti tambien Magoo.

Iconoclasta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Iconoclasta dijo...

Yo también construí "avalanchas" para tirarme en una bajada que había en la esquina de mi casa, hice cometas ("papagayos" les decimos en Tabasco) y espadas de madera con un par de palos cruzados, y aunque disfruté esas peripecias me gustan mas las opciones acutales para los niños.

Nada mas fascinante que crear tu propio espacio en internet, subir fotos a tu metroflog o chatear con tus amigos mientras te pasas videos y fotos...ya no digamos los videojuegos.

Ahora que lo pienso si me aburrí en mi infancia...digo, en la calle también se puede jugar ahora pero en ese entonces al caer la noche solo quedaba ver el canal 2 (el 2 con vida decían) y morirme de aburrimiento.

Iconoclasta dijo...

...excepto cuando pasaban el chavo del ocho.

muchadela torre dijo...

Gracias por tus bellas palabras, por compartir, por ser como sos un chico sensacional
love ang hugs

Claudia dijo...

Tener esos gestos con los niños, y no olvidar nunca que llevamos uno dentro, son garantías de que podemos mejorar todo lo que hay a nuestro alrededor.
Saludos.

EVIL CHARLIE dijo...

yo lo unico que extraño de ser niño es el dia del niño y los regalos de papa clos jejeje la neta..saludos

santo dijo...

Vaya magooo eso de recordar si que te alegra el alma y como dicen un niño es tan sencillo que su sonrisa es antural y feliz porque no tiene tantas preocupaciones y responsabilidades pero en fin recordando las cosas de la vida
saludos magoo

Mr. Magoo... dijo...

Gracias a todos por sus comentarios, ojala nunca dejemos de ser ninos, aunque sea de vez en cuando, aunque sea una sola vez de nuevo, aunque sea unos segundos, algo bueno nos dejara.