07 junio 2010

Don Fortunato


Su apariencia no es muy prolija, pero la disfraza bien con una sonrisa eterna de oreja a oreja, unos anteojos de pasta gruesos y enormes, con una lente que bien podría comenzar un fuego al paso de la luz del sol, y unos audífonos de walkman viejos. Pero lo que sobresale, es una enorme sonrisa que contagia, a pesar de la hora, del día, de la tribulación en turno; no puedes evitar sonreír con el.

Don Fortunato no habla mucho, me atrevería a afirmar que nunca le he escuchado pronunciar palabra alguna, solo camina, observa y sonríe. Lo veo puntual atravesando calles y estacionamientos, jalando siempre de un carillo de mercado, con cosas que no recuerdo, pero siempre con algo. Camina apresuradamente, o hasta donde su cojera le permite desplazarse de manera acelerada. No para, es como una pequeña hormiga que se desplaza rápidamente, pero que para nuestros parámetros va lenta, quedo, piano. Renguea de un pie, pero nada lo detiene.

Para los demás podrá ser un desdichado, un viejo vagabundo, un desafortunado, pero yo dudo que Don Fortunato se perciba a si mismo de esa manera. Es mas, yo pienso que nada de eso le importa, mientras tenga siempre una melodía en esos auriculares que lo distraiga de todo ese ruido contaminante que otros llamamos “vida moderna”, el sale bien librado siempre con una sonrisa.

Aun así, creo que Don Fortunato descubrió la formula hace algún tiempo, por eso es que no dudaría que por esos audífonos no pase melodía alguna. ¿Cuándo fue la última vez que le cambio las pilas a su walkman? Necesito conseguir uno de esos…

7 comentarios:

majana dijo...

Que melodías tendrá almacenadas en ese walkman si pilas?

Que significaran para el....


Bonito post :)

Un abrazo

Caballero de la Blanca Luna... Y Diesel. dijo...

Muy padre el post Caná. Sus ultimos post han sido muy reflexivos. Me acuerdo de una frase que decia: Yo no soy loco, los locos son todos ustedes. Y aqui se podria aplicar en que el no es un desdichado, pues no tiene quizas las presiones que "la vida moderna" pueda dar. Y para sus necesidades creo que con lo que carga en ese carrito le basta y le sobra, rico no es el que tiene mucho, sino al que nada le falta para ser feliz. Saludos y gracias por el post.

valnouveau dijo...

Creo que la vida de esas personas ha de ser muy interesante para un documental de todos los homeless, pues de repente hay cada personaje que que bárbaros, dignos de un post como este.
Saludos!

M a r u dijo...

Don Fortunato creo que es mas feliz que nosotros El sonrie todo el tiempo. Nosotros en nuestro ejetreo a veces nos olvidamos hasta de eso. A veces quisiera tener un poco de locura de Don Fortunato para no tomarme las cosas tan en serio y ser mas feliz.
saluditos magoo, muy buen post.

Mr. Magoo... dijo...

Majana: Un dia de estos pondre mas atencion para tratar de escuchar algo que salga de esos audifonos, cerrare mis ojos...

Diesel: De locos hay muy buenas frases y ese tango moderno de Piazzolla "Balada para un loco" excelente. Se aprende bastante de los "Don Fortunatos" que vemos alla afuera.

Val: Son interesantes, he visto algunos documentales, he platicado con algunos, tienen tanta historia, que a veces es sorprendente.

Maru: La sonrisa creo que es un gran escudo para las buenas intenciones ajenas, aunque a veces por dentro se lleven otras penas, de alguna manera se curan con esa sonrisa y esas canciones no?

Victoria dijo...

siempre he pensado que el detonador para que estas personas se vuelvan homeless es algun vicio, sin embargo de repente puede ser alguna enfermedad mental o algun dolor. Pero ya cuando de plano se desprenden el mundo "normal" y andan deambulando como este señor, su historia se torna interesante porque si, seguro que su mundo esta rodeado de melodias.
Mejor comprale unas pilas y cuando lo veas regalaselas, para que siga por ahi con su musica.

Mr. Magoo... dijo...

Vicky: No se me habia ocurrido el ofrecerle unas pilas nuevas fijate, aunque igual y ya trae su repertorio mental y le pongo pilas a su walkman y lo mando al traste no? Ya veremos, ya te contare, jejejje.
Saludos.