02 febrero 2017

De roturas y sus derivados.

Image result for cuerda rota
Definitivamente algo se rompió.  No sé cómo ni cuándo, ni qué exactamente, pero la ruptura es evidente.  La temperatura es fría, la sensación es extraña e incómoda, la distancia es larga a pesar de la cercanía. Y el dolor se asoma, de a poco pero se asoma, y llega una especie de saudade.  Como añorando la tierra, el pasado, los tiempos mejores, de épocas o años o días, de ayer mismo.  Extraños somos los seres humanos y nuestra gama de comportamientos.  Jamás fui bueno en las adivinanzas y esta vez no fue la excepción.  Me cuesta tanto entender las acciones que van disfrazadas con una careta distinta.  Me paso cuando niño y de adulto me doy cuenta que nada ha cambiado, sigo siendo el mismo, imbécil o ingenuo pero sigo siendo igual.  De alguna manera he logrado aceptar esa condición, pero me sigue costando, sobre todo a la hora de las adivinanzas fallidas, los signos mal interpretados.  Al final la añoranza es la misma, y el dolor es inevitable.  Es curioso pensar que dentro del dolor, cualquiera que sea la intensidad, se aloja la prueba inequívoca de nuestra humanidad, de nuestra sensibilidad, y me da esperanza… al menos hasta la siguiente vez en que el juego se presenta de nuevo y yo sigo siendo aquel mocoso que no entiende, no interpreta, se la cree todita, le duele todo, se encierra en su mundo pero al final, al final vuelve a salir a la calle…

3 comentarios:

M a r u dijo...

Hola MR. Magoo.Aca visitando viejos amigos. Que bueno encontrarte.Yo si siento que he cambiado mucho a la chavala que era a la mujer que ahora soy. Antes era ingenua y veia todo color de rosa, ahora veo la triste realidad de la vida.
Saludos aqui seguimos en contacto.

Mr. Magoo... dijo...

Mi estimada Maru, que gusto tenerte de vuelta por estos rumbos. Como podrás ver no sigo muy constante por acá pero al menos trato, la mente me traiciona y me lleva de nuevo al ático. Muchísimas gracias por tu visita, y seguimos en contacto.

M a r u dijo...

El atico siempre sera el atico mi estimado Magoo. Aqui seguiremos rebuscando, seguiras teniendo una fiel y vieja admiradora. Un abrazo.