05 febrero 2008

Mendigando razones


Agazapado en la ultima de las mesas, cruzo mis brazos y escondo mi rostro ahí por unos instantes mientras me preparo a seguir la jornada diaria, una fina estrategia diseñada con el paso del tiempo, tomando técnicas de aquí y de allá, para poder lograr el objetivo final: unas cuantas monedas, billetes o buena voluntad – ahora no traigo nada amigo, se la debo – las palabras salen sobrando, ojala se las ahorraran todos estos tacaños hijos de puta.

Me dirijo pues a realizar mi rondín por las mesas del restaurante de comida rápida en turno, mientras paso por uno de los ventanales y miro mi reflejo mas a fuerza que de ganas. Ante mi veo la imagen sucia y desprolija típica del vagabundo de televisión – pero que jodido estoy ¿a que hora me salió tanta barba y tanta cana? Si me viera mi madre ahora con estos pelos, y mi viejo, militar al fin y al cabo, se ha de estar retorciendo en su tumba-. Todo esto pasa fugazmente por mi maltratada mente, para luego volver a la realidad, “el show debe de continuar”.

Me acerco a la primera mesa, para encontrarme con un mocosuelo de unos veintitantos, el típico “yuppie” enfundado en un traje fino y corbata a la moda. Recito mi letanía previamente ensayada, de esas para convencer, el muy cretino ni siquiera voltea la vista, sigue entretenido en una conversación desde su “blackberry” y solo alcanza a decirme un “no” con el dedo índice – ¡mocoso soberbio! – pienso para mis adentros, porque en mis condiciones actuales no me puedo dar el lujo de expresar de dientes para afuera mis más recónditos pensamientos – si supieras que yo me comía mocosos como tu en el desayuno – y es verdad, ¿a cuantos “vivos” como este no llegue a despedir en una corta temporada? Si yo era el especialista en limpiar las filas de mi empresa de mozalbetes como este, con todo y cuentos de mujer y cinco hijos, no me quitaba ni el sueño ni el hambre, mucho menos la ambición... pero ahora, heme aquí del otro lado de la cerca, que maldita ironía de la vida.

Después de cinco mesas mas y algunas monedas, me regreso a mi rincón favorito del local en turno para contar el botín: Cincuenta y siete centavos – ¡puta madre!, ahora si que vienen codos estos comensales, para algo alcanzara – y me dirijo hacia el “counter” para pedir al menos un café con algún pastelillo. En el camino me siguen varias miradas, unas de lastima, otras mas lascivas, pero al final de cuentas, las miradas me valen madre, porque lo que mas me pesa es esa figura que veo de nuevo reflejada en el ventanal.

¿En que momento llegue a convertirme en esto? Si yo tenia dinero, poder y a manos llenas. La ambición, la maldita ambición, el querer siempre mas, ser el primero en todo y con todos. ¿De que me sirve ahora todo eso? De nada, la vida me jugo chueco. De que me sirve atormentarme recordando las épocas de gloria y de abundancia... – el que sigue – grita de pronto la señorita de la caja – un café chico por favor – mientras deja caer las monedas junto a la caja registradora. Y después de unos segundos y de la contabilización de las monedas, la señorita cajera responde – lo siento mucho señor, pero con esto no le alcanza, el café cuesta setenta y cinco centavos – y de aquí el silencio sepulcral mientras recoge sus monedas y se dirige de nuevo a su rincón favorito. Demasiado tarde me doy cuenta que la vida es mas que dinero y poder, mas allá de doscientos millones o de cincuenta y siete centavos, demasiado tarde...

23 comentarios:

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Qué dilema, querido Mister...
el dinero que salva a tantos y mata a otros...
Por una moneda, una vida.
Es tremendo saber que algo tan efímero puede mover vidas.
Ojalá nuestra vista sea clara la ver quién necesita...y qué necesita.

Hay remedios que no tienen precio.
Tu hombro mejor?
Te dejé dos regalitos en mi blog, si te gustan...son tuyos.

Un abrazo!

Evan dijo...

Es triste ver la tristeza en los ojos de esas personas...

Te dojo un besito!

PD: Sí, claro que podés enlazarnos, graciassss, te enlazamos nosotros también!

Elisa dijo...

Olvidamos que vamos en la rueda de la fortuna de la vida, a veces arriba, otras abajo... lo feo del asunto radica en pensar que estando arriba no volverás jamás a estar abajo y cuando menos lo esperas zaz! todo cambia, por eso en época de vacas gordas hay que preveer para las vacas flacas, algo así jeje muy buen cuento!

Un abrazo

-- Gold Fish -- dijo...

Definitivamente siempre habrá un poco que dar a los demas.

Una moneda, una sonrisa e inclusive un no, siempre y cuando consideres que estas dando lo que en realidad necesita esa persona, pudiendo ser cualquiera de esos tres aspectos.

Si lo das porque honestamente crees que eso merece, y lo haces convecido, seguramente le servirá de una o utra forma, así sea "el no" o "la sonrisa" o "la moneda"

Lo dificil es saber cuando dar cada cosa.

Saludos Mr. Magoo!!!

-- Gold Fish --

gatita dijo...

Que cosas querido Magoo..... ojalá y sólo fuera un cuento!!!!......pero sin duda alguna hay personas que abren los ojitos a la " humanidad" a su "humanidad", sólo cuando los atrapa la desgracia!!!!
Es tan fácil ser arrogante y tonto!!!, es tan facil ser insensible y burdo!!! es tan fácil no ser " humano!!!!
En fin muy buena historia querido Magooo. Un abrazo y un beso. MUUUUUA!!!!

Florcita dijo...

Que lindo y que triste y que cierto...
Veo que remodelaste el atico, quedo hermoso!!!
Saludos

BlackTigerX dijo...

son las vueltas que da la vida...

salu2

Gabriel (Colo) dijo...

Hola Magoo! Tanto tiempo!!!

Lei lo que habias puesto en mi blog, gracias x preocuparte che! En suma, anduve un mes y un par de días más por la Patagonia, y he conocido compatriotas tuyos! Se llevan la palma de oro los dos amigos mexicanos que andaban recorriendo el sur de Argentina caminando (sisi, nada de autobuses, autos ni otra cacharra) o la pareja de México D.F que venia bajando desde Centroamerica hasta el fin del mundo a dedo

Un abrazo y nos seguimos bloggeando!

Dra. Kleine dijo...

Y saber que es más difícil bajar cuando ya has estado en la cima que subir cuando vienes del más profundo hoyo.
Fascinante y reflexivo eh?
Un saludote!

Bery dijo...

Me gustó mucho el relato pero más el último párrafo!! Qué ironía!
A veces yo también me pregunto lo mismo, qué es lo que pudo sucederle a alguien como para que termine en la calle cuando probablemente tuvo familia, tal vez dinero y nunca he encontrado la respuesta!

Saludos!

pato dijo...

Cuento ?
historia verdadera ?
sueño o .... pesadilla ?
Me deja pensando !
Un abrazo !

Yanett. dijo...

Cuando fue que el ser humano empezo a fijarse màs en el dinero y a hacer de èste algo màs importante que valores como el respeto, la humildad, la sencillez... ?

Un abrazo querido Magoo

GINA dijo...

eso es lo que dice mi mama....la vida rueda de la fortuna...cuando crees estar bien en todo llega un momento en que estas abajo y sufres bien feo, las pulgas se le suben al perro mas flaco....pero porque pasa esto? para que cuando estes en medio o arriba sepas ser agradecido y valores mas lo que Dios te da y no repeles por lo que a otros les da y a ti no

MiNe dijo...

La Vida Nos Pone en muchas situaciones, a veces nos da todo y por lo mismo no lo sabemos apreciar.. y luego nos presta un pequeño recordatorio, de lo que fue y dejamos pasar...
Un beso, deseandote un Buen fin de semana
PD: Aunque digan que ya puedes.. cuidate!
Saludos Leyla

Mireya dijo...

linda historia Magoo, no dejo de angustiarme cada vez que los veo en todos lados, un abrazo

MiNe dijo...

Mi querido Amigo, feliz Dia, y aun no termina, :)
Besos y una gran abrazo
Leya

El Analista dijo...

Que buena historia mi amigo y tocayo, si he pensado y repensado esto a partir de tomar conciencia de mi edad y la inestabilidad laboral reinante, uno nunca esta tan lejos de esa situación.

Dra. Kleine dijo...

Eres camaleonico!
Un abrazo y gracias x tus palabras del 14. Cuidate!

PoNyErY dijo...

Excelente post y con un buen para reflexionar!

Gracias por la visita, espero que podamos seguir en contacto!

Saludos de tu tocayo!

Mr. Magoo... dijo...

Gracias a todos por sus comentarios y sus visitas. Perdonenme que no les haya comentado como suelo hacerlo, solo que no me encuentro muy bien que digamos y es dificil concentrarse en las cosas mas sencillas de la vida, pero a todos mil gracias por sus comentarios, en verdad que siempre me dejan algo....

Beatriz Deckard dijo...

Un mendigo soberbio, eh? Consciente de lo que tuvo y perdió y continúa de soberbio... Seran todos asi?

Esta padre el relato, corto pero sustancioso. Saludos.

Anónimo dijo...

Porfavor alguien que tenga musica del grupo Ecuatoriano Rait de los 80 Por favor avisenme Ej.
Hace unos meses que no estas sin tu amor, vive muy dentro de mi.
No puedo controlarlo
El tiempo me hizo saber que no hay otra persona como tu y por eso, te pido Volver a empezar.
Pero tu tu dices que quieres estar sola que ayer me amabas pero ahora me abandonas como puedo evitarlo si mi corazon esta junto a ti junto a ti Ven ami otra vez que sin ti vivir es morir, no mas peleas ni deslises ni secretos ni mentiras ven a mi otra vez Ven a mi Otra vez... etc etc...

Angélica dijo...

Es lamentable que cuando se está en el poder se es tan soberbio y ambicioso. Nadie piensa que la vida es una rueda que te lleva hacia arriba y hacia abajo. Seguro es la realidad de muchos.