12 agosto 2008

Recuerdos Olímpicos


Cada cuatro años, los juegos olímpicos llenan nuestras pantallas, nuestros diarios, nuestras computadoras, las ondas radiales y de alguna manera nuestras vidas. Dichas competencias cumplen con el objetivo, en la mayoría de las veces: unir pueblos en competencias deportivas, dejar atrás viejos rencores y dejar la fuerza y energía en varios días de competencia, para olvidar la rutina diaria, los conflictos bélicos, odios, y demás.

Y digo que esto ultimo se logra “casi” siempre, pues en estas olimpiadas ya salió el “prietito” en el arroz, un nadador iraní, que se negó a competir en su turno eliminatorio, por no compartir el agua con un competidor israelí, cuatro años tirados a la basura por la estupidez humana, simplemente no lo entiendo, en fin.

Para cada nación debe haber un momento olímpico inolvidable, ese que eriza la piel, estruja el corazón y que inclusive logra arrancar algunas lagrimas de la emoción sentida, compartida con aquellos atletas que dan todo por su país. Hoy me pongo la camiseta verde, y como mexicanos tenemos varios momentos de estos, pero uno que a mi me estremece cada vez que lo veo gracias a la magia de internet, porque yo no lo viví en tiempo real, es aquel de las olimpiadas de México 68, cuando un jovencito de escasos diecisiete años, con una convicción de acero y mentalidad ganadora, se alzo con la medalla de oro en la prueba de los 200 metros varonil. Felipe “el tibio” Muñoz jamás dudo en ganar la competencia, aun cuando su padre y su entrenador, tratando de no darle falsas expectativas, le felicitaban por al menos haber llegado a la final. La emoción invade a cualquiera al escuchar el himno nacional entonado al unísono por muchas gargantas, la bandera ondear en lo mas alto, y ver a ese joven con una sencillez increíble, limpiar sus lagrimas durante dicha ceremonia.

De esos momentos tal vez hay pocos, pero como se disfrutan. Esperamos tener mas en estas olimpiadas, de nuestros paisanos mexicanos y de nuestros demás hermanos latinoamericanos. Les dejo aquí dicho momento, gracias a la magia de “tu tubo”, esperando se lleven la misma sensación.

( Haz click aca para el video si es que tienes problemas para verlo aqui mas abajo en el blog)



Seguimos en el espíritu olímpico...

13 comentarios:

Edgardo dijo...

La estupidez humana no tiene precio, limite o explicación alguna. Sobre las olimpiadas en si, va, sobre el deporte que se practica en esta competición, debo decir que con el correr de los años me parece menos creíble y grandioso (por mas que miro y me emociono al ver a los deportistas en todas sus disciplinas). Una cosa era en 1968 y otra muy distinta ahora. No solo esta el caso del Iraní, también están los deportistas que consumen drogas (todos), están las guerras de marcas, todavía recuerdo a Jordan cuando gano aquella medalla de oro en basquet, con el verdadero Dram Team, tapándose la marca que vestía a la selección de su país, porque no era la misma marca que le paga un sueldo por mes. La guerra de Nike y Adidas por ejemplo. Antes fueron los Rusos y los Estados Unidos, hoy es Estados Unidos contra China, una guerra mas política que ideológica o deportiva.

Por suerte a nosotros nos gusta ver en esta competencia una posibilidad de unión, y en muchos casos se da, la gente se siente mas humana, mas una, el mundo es uno, concentrado en la ciudad donde brilla la llama olímpica. Pero es solo un espejismo, que ayuda, pero no hace demasiado, cuando la guerra de marcas y xenofobias termine, cuando el pebetero se apague, todo seguirá igual que antes.

Las olimpiadas no quitan el hambre del mundo (África o partes de Latinoamérica siguen padeciendo hambre en este momento), no frenan guerras (mira Rusia y Georgia, mira Estados Unidos en Irak), no hermanan pueblos (mira Palestinos y Judíos).

Igual yo y veo que vos nos emocionamos por un logro realizado, por una medalla ganada.

Te dejo un fuerte abrazo.

HologramaBlanco

PoNyErY dijo...

Claro que hay que ponernos la verde, claro que hay mandar todas las buenas vibras...

Saluditos

Pato dijo...

Graciaaaaas , mi cerebro no guardaba estas imagenes , me he soltado a llorar , la piel se me ha puesto " chinita " la emoción me lleva a casi gritar México , México !
Gracias ,es un post maravilloso !

BlackTigerX dijo...

es lo primero que tenemos que hacer, creer en nosotros mismos aunque el mundo entero no crea, no es facil hacer eso, pero se puede, y cuando logremos eso, entonces podremos mirar hacia adelante y ver a donde queremos ir

salu2

Martuchis dijo...

Magoo:

Pues si que se siente padre, a pesar de que seas alguien que como yo no es muy aficionada a ver los deportes, si te da emocion como dices tu ver hondear la bandera escuchar las notas de nuestro himno mientras los atletas se colocan en el podio.

Independientemente de que en estas olimpiadas no tengamos alguna medalla de oro (desconozco que tantas posibilidades tenemos, yo apuesto ahorita por Perla Bustamante que siempre ha hecho un buen papel en las olimpiadas Paralímpicas), pienso que el simple hecho de que todos esos jóvenes que desfilaron en la ceremonia de apertura como parte de nuestra delegación de atletas, ya son ganadores, por el simple hecho de que nosotros como mexicanos sabemos que muchas veces hay todo un esfuerzo previo a ese momento -no refiriéndome al aspecto de entrenamiento- y en el que muchos de ellos sacrifican muchas cosas y ponen hasta dinero de su bolsa para poder entrenarse y para poder estar ahí.

Creo que el simple hecho de ser un atleta olímipico, ya con el esfuerzo que eso implica en un país como el nuestro en el que la CONADE es pura burocracia y apoya a todo mundo menos a los deportistas, eso ya es un triunfo, porque demuestra que aún proviniendo de un país del tercer mundo o en vías de desarrollo, aún con sus limitantes, la tenacidad y la disciplina de estos jóvenes los lleva a estar a la altura de los mejores del mundo, que si tienen todos los recursos y el apoyo para estar ahí.

Por eso es más la emoción que sentimos cuando atletas como el Tibio Muñoz o Ana Gabriela Guevara logran poner a nuestro país muy en alto, y creo que más allá de las medallas de oro, eso es lo que prevalece con el tiempo.

No quiero hacer más largo mi comentario, sólo decirte que es buena la reflexión que expones en este post y pues haber si luego nos pasas una reseña de lo que va de estas olimpiadas, sobre todo para los que no sabemos tanto de deporte y no entendemos mucho de esos temas.

Saluditos Magoo, buena mitad de semana.

Anónimo dijo...

Que buen post, Gracias
TQM
La gorda

nurimoon dijo...

Hay hasta llore, a mi se me pone la piel de gallina cuando oigo ovaciones de multitudes,y cuando es el himno pues si la verdad me emociona mucho, es algo que nos se como explicar.
(Y el del recuadro chiquito era el pap�???) no se ve nada emocionado... Yo me lo imaginaba saltando y besando a Zabludowsky

Elisa dijo...

Debe ser una emoción muy grande que logres algo que mucha gente te dice que no lograrás, en verdad que conmueve este video.

Que olimpico Mr, yo como que en ratos nada más y hoy con la mala suerte de ver el accidente de halterofilia así que mejor le cambié de canal jejeje

Un abrazo

Victoria dijo...

este tipo de acciones me dejan MUDA... Que orgullo no? ojala y pronto estemos asi con Beijing... no perdamos la FE
MEXICO, MEXICO, MEXICO

Victoria

blackeagle-italiano dijo...

Eso que comentas sobre el iraní es lamentable y aún más lo que paso fuera de las canchas y competencias donde un chino mato a un pariente de los de volley de USA, solo porque le ganaron a China!!! Que mente tan estupida.

Pero dejando a un lado lo malo, no me despego de los eventos. Si puedo trato de ver lo más posible, no me cuesta mucho porque me desvelo siempre jejeje.

Saludos.

Claudia dijo...

¡Qué emoción! Las Olimpiadas, como bien dices, son momento para disfrutar, para unirse, para olvidar los problemas que llenan los noticieros cada día. Qué pena que haya quien lleve hasta ellas rencores y diferencias. Afortunadamente, la mayoría no es así.
Un abrazo y ¡gracias por el excelente video!

Iconoclasta dijo...

Lo del iraní es una clara muestra de lo que deja el dogmatismo...pero volviendo a lo nuestro lo que si veo lamentable es que todo apunta a que esta va a ser la olimpiada en que menos medallas ganemos.

Mr. Magoo... dijo...

Edgardo: No lo niego, es verdad, la realidad no desaparece, tal vez es por momentos, pero, al menos nos deja esa esperanza que no se acaba, pues al menos nuestro granito de arena es eso, creer, tener fe, y tal vez empezar por la casa, pues no podemos cambiar el mundo de la noche a la maniana, pero el respirar ese aire mas humano, nos hace pensar que es lo que estamos haciendo bien o mal y tratamos de dejarlo en los que nos siguen, dejando un mundo mejor, empezando por casa, lo deas, es consecuencia.
Un abrazo.

PonyEry: Nos ponemos la verde, si senior, y manamos la buena vibra, mal que bien. Saludos.

Pato: Vieras que yo tambien suelto una que otra, es una emocion padre, por todo lo que rodea ese hecho. Un abrazo.

BlackTigerX: No en vano la frase mi buen, esa de "si se puede", y vamos pa'lante. Saludos

Martuchis: Pues si, lo malo es eso, como politizan el deporte, algunos se paran el cuello y cuando no hay resultados, que facil es culpar al atleta, como aquel cuate de la caminata que trabajaba de albanil, y no el daban ni para el camion para regresar a su casa, en fin. Por eso, mejor vibramos por esos momentos, por los que vendran, por el esfuerzo que implican, por el ejemplo que nos dejan, y que si se puede. Luego doy mas resenias aca mas deportivas. Un abrazo.

Gorda: A que ni te acordabas de esta, bueno, nunca lo vimos pero nos lo contaron no? como mi papa que admiraba a Joaquin Capilla el clavadista, en fin... otros tiempos. Un abrazo.

Nurimoon: Es padrisimo ese momento y vivirlo cuando uno no estuvo ahi o ni siquiera lo vio por tele. El del recuadro es el mismo Tibio Munoz, solo que ahora en la actualidad, este es un refrito de televisa, verdad que esta igualito? nomas con bigotes, jejejeje.
Un abrazo.

Elisa: NO lo vi, me lo contaron lo del accidente pero ni ganas de verlo, mejor asi, jejeje y si, el nadar contracorriente es duro pero se logra.
Un abrazo.

Victoria: Ojala de verdad venga una medalla de oro para los nuestros y escuchar el himno, hace mucho que no pasa, ojala, ojala...
Un abrazo.

BlackEagle-Italiano: Pues usted desvelese para estar al tanto, y si, lo que paso es feo, pero mejor concentrarnos en lo bueno que nos deja todo esto.
Saludos.

Claudia: Los rencores son una pena, pero en la mayoria de los casos de las olimpiadas, todo es mejor, y pues aunque la realidad sea otra, al menos nos regalan unos buenos momentos de fe, de paz, y de lucha. Un abrazo, gracias por tu regreso.

Iconoclasta: Exacto, el dogmatismo es malo, tirar tanto esfuerzo por una mala ideologia, en fin, cada quien. Y pues, a pesar de los pronosticos, ojala se cuelguen otra medalla los mexas no? ojala, ojala....
Saludos.

De nuevo mil gracias a todos por sus comentarios y visitas, seguimos en esta aventura.