03 noviembre 2008

De Domingos y El Pingüino


Es común toparnos los lunes con la pregunta clásica de ¿y que hiciste el fin de semana? Y de aquí se generan historias, aventuras, anécdotas y demás. Pero como siempre, en el contexto del ático, hurgamos entre los recuerdos empolvados, y mi mente se traslada unos años atrás, a esos domingos con la familia, y a lo que yo en alguna ocasión denomine los domingos de ir a “El Pingüino”.

Cuando era niño, la rutina dominical era más sencilla, predecible y en veces tan aburrida como partido de béisbol de domingo por la mañana en la cuarta entrada. Esto se traducía en levantarse temprano, arreglarse, desayunar unos huevos rancheros o hot cakes, luego disponerse a ir a misa hasta la mismísima catedral, y de ahí, a tomarnos un juguito de naranja y con suerte una rica momia de “El Pingüino”.

Dicho lugar era un estanquillo, fonda, changarrito que estaba ubicado en uno de los locales de la parte exterior del Mercado Juárez, sobre la calle Agustín Melgar (la que desemboca en el Hotel San Antonio) casi hacia esquina con la 16 de Septiembre. El local se dedicaba a la venta de jugos de naranja (naturales), pero que además tenia en el menú los típicos antojitos mexicanos: tortas, enchiladas, gorditas, tacos y flautas (taquitos enrollados) pero mis favoritas eran las “momias”, una especia de torta de salchichas enrolladas en tiritas de tocino, un poco de frijoles, lechuga, mayonesa y listo.

Jamás he probado torta más suculenta en mi vida, recuerdo esas tortas tan caseras con tanta nostalgia, que a mi olfato llega hoy ese particular olor de la grasa caliente combinado con el tocino y la salchicha, grasa tan satanizada hoy en día, grasa que nos hacia grandes, nos hacia felices.

Como olvidar aquellos nostálgicos años paseando en la vagoneta "Volkswagen Variant" azul celeste de papá por las calles del centro de la ciudad, cuando todavía se respiraba ese aire de cierta tranquilidad, cuando había menos coches, cuando todavía era seguro pasear por las calles del centro, cuando se podía ver todavía al mítico “güero mustang” pasear con su volante en mano como el loco de la balada de Piazzolla, cuando todavía existían lugares como El Pingüino en nuestra ciudad. Lugares como este en el que se escuchaban interesantes platicas, tal vez filosofía barata, pero filosofía al fin y al cabo, pero se respiraba ese aire sincero, de amor por la ciudad, por las tradiciones, por lo nuestro.

Recuerdo el lugar adornado con cuadros de carteles de antiguas corridas de toros, y de fotografías de antiguos y famosos matadores. Recuerdo con gusto las historias de los personajes que por ahí pasaron, de uno llamado “el redondo amigo” del cual reseñaba Don Rulis (Don Raul, el propietario del lugar) que cada vez que él llegaba, tenían que aplicar jabón en el marco de la puerta para que pudiera entrar y salir. Recuerdo a mi papa reír a carcajadas como nunca se le veía hacerlo, como cuando veía las películas de Cantinflas, la risa se contagiaba sin mayor remedio.

Hoy los tiempos han cambiado irremediablemente, el mercado no es el mismo, y El Pingüino ya no existe, o si todavía existe ni si quiera estoy enterado. Ahora mis respuestas a la pregunta de lo acontecido en mi fin de semana, varían entre visitas familiares y salidas a comer a algún restaurante o cadena transnacional de comida rápida, también llamada comida chatarra. Pero he de confesar, que prefiero y añoro mil veces la chatarra de aquellas sabrosas “momias” acompañadas de una buena salsa, un buen jugo de naranja y una amena platica, que las hamburguesas de tal o cual cadena y el frenesí de hoy en día.

16 comentarios:

MiNe dijo...

A la vuelta de la casa de mi abuela habia uno asi, igual y tambien se llamaba el pinguino..

Canijo, Me antojaste una torta de ternera y un trole de mango, ya de perdis de melon..
Saludos y un abrazo

Leyla

Evan dijo...

Hoy estamos nostálgicos...

Salvando las diferencias tu recuerdos se parecen a los míos. :)

Te dejo un beso!!

PoNyErY dijo...

Lindo post!!!...
lleno de nostalgia!

Saluditos de martes!

Renoreins dijo...

Hijole!
Yo ni conocí el mentado pingüino y ya me dio nostalgia.
Pero me quedo pensando que Dama y yo vamos a extrañar enormemente ir a desayunar a "la nueva central"... allá casi llegando a Catedral.

Ana dijo...

Encima las hamburguesas de hoy en día parecen finitas como un papel. Distan tanto de las fotografías que exponen en los lugares que las venden!

Circe dijo...

hijole que tiempos, a mi tambien me tocó ir al mercadito los domingos despues de ir a misa, estaba lleno de "gringos" que llegaban caminando. Se ecuchaba hasta mariachis, y me pasaba a una tiendita a comprar dulces, ahora esta ahi la estatua de tin tan.
buen post.
saludos!!

Anónimo dijo...

Que elefante! , perdon digo que memoria, y no mencionaste al chiflador, te acuerdas ? eran "buenos tiempos" (me sono a viejitos platicando) por eso hay que vivir ahora para marcar de buenos recuerdos a nuestros hijos con todo y crisis economica.
TQM
La gorda

BlackTigerX dijo...

si, ps eso que ni que, casi todos añoramos de una forma u otra todas esas cosas que mencionas, uno puede llegar a las conclusiones que sea, pero una de ellas, seria que podemos considerarnos afortunados de haber vivido en esas epocas

salu2

Mr. Magoo... dijo...

Mine: Sera el mismo? jejeje solo que sea por la distancia.... y uste lleguele a las tortas de ternera, total, ahi ta nomas cruzandoel riachuelo....

Evan: Asi es, cuando no se esta nostalgico en este mitico atico? jejejje. Es lo bonito de los recuerdos, pueden ser universales.

PonyEry: Asi es, recuerdos y nostalgia, no siempre van de la mano, pero casi siempre...

Renoreins: Ese lugar si que era de hace bastante tiempo, asi que no creo que sea tan conocido. Y si, la Nueva Central es un lugar tambien de los favoritos en mi nostalgia de Juarez.

Ana: Exacto, esas hamburguesas son de "mentiras", apenas para llenar el huequito de mi muela, jejejjeje.

Circe: Andale, se veia los grupos de gringos turisteando por todos esos lugares, ahora esta muy renovado pero para mi gusto ya perdio el angel, en fin.

Gorda: Elefante, jajajaj y si, si me acuerdo del chiflador, se me paso agregarlo y me gusto eso de vivir ahora para dejar esos recuerdos en los enanos, vieras que si lo medito, y si me gustaria leer algo parecido de mi chaparra.....

BlackTigerX: Somos afortunados, y habra que vivir con esa idea, para transmitirlo a las nuevas generaciones, y sepan apreciar lo que tiene ahora y lo que alguna vez tuvimos sus predecesores...

Gracias a todos por pasara a visitar y comentar, y parezco disco rayado, pero visiten Radio Retro....

Victoria dijo...

mi querido abuelito Magoo que bonito post! que bueno que te aferres a tu pasado porque de ahi viene el gran hombre que hoy eres, estoy segura que los recuerdos ahora de tus chaparritos seran de cadenas de hamburguesas no de pingüino pero si de grandes platicas y mucho que recordar de sus domingos
bien!

Martuchis dijo...

Magoo:

Oye cuando empecé a leer tu post como que no me caía el 20 de ¿Qué cosa eran las momias?, hasta que explicaste y me acordé, si hubo un tiempo en que fueron bien famosas...

Nunca conocí ese lugar, pero me imagino que debió ser muy pintoresco y por como describes tus domingos, veo que tu infancia fue muy similar a la mía junto a mis hermanos, sólo que nosotros nos íbamos al parque borunda a comer elotes o a comprar burguers a la Cabaña del Tio Tom o a los Burritos Tony... Uh seria padre hacer un post de todos esos lugares que nosotros conocimos de niños y que tristemente ya no existen.

Nuestro "Juaritos" adorado esta muy , pero que muy, muy cambiado.

Saluditos y buena mitad de semana.

the new sacred cow dijo...

que tal, yo tambien aqui re-devolviendo la visita =), pues no se si sea de esa generacion, actualmente tengo 21 años, peroe l mundo en general opina que naci en una epoca equivocada, jejeje, btw, pasame el correo de Martha para ver lo del cd =), estamos en contacto. c ya!

Mile dijo...

Hermanin.. que padre que la ciudad puediera ser lo que fue alguna vez otra vez... cuando no tenias que poner rejas a fuerza, cuando te salias al mercadito lleno de gringos, cuando salias a la Juarez y las discos estabn abiertas hasta las 7 de la mañana... quiza esa era tambien la epoca del Pinguino, no?... Que rico cuando nadie te decia lo horrible que resulta la grasa transfat y te lo comias todo pena ni culpa... ahora no puedes comer nada sin saber que te moriras de una arteria tapada o infarto al corazon...en fin...lastima! Deberiamos ir a las Victortas de perdis... yo invito!!! Ponle fecha... abrazo!

Anónimo dijo...

http://www.thecutekid.com/ckgallery/registration/emailvote/halloween2008/4678. Dame un voto,porfas!.....Charro

Mr. Magoo... dijo...

Vicky: Jajajaj abuelito dime tuuuu, pero si, espero pasarle esto a mis chaparros de cuando los llevaba a Starbucks, obvio que no les doy cafe, pero ya los llevo.

Martuchis: Yo tambien recuerdo perfectamente los burros de Tony y las burguers de la cabania (estuve en la Federal 1) Es verdad, esos lugares que ya no hay y nos alimentan esta nostalgia, serian motivo de muchos escritos.

Vaca Sagrada: Pues eres de la generacion mas joven pero tienes una buena apreciacion por el pasado, y eso te hace con un criterio mucho mas amplio. Mandame tu correo electronico aqui en un coment, como estan controlados no lo publico y asi no se compromete nada, como la ves? y asi le mando tu direccion a Martha.

Mile: Seria padre, pero pues, tampoco se puede, asi que habra que aceptar lo que se tiene y adaptarse. Oye, acepto la invitacion, no se donde estan las victortas, pero le pongo fecha, ahi nos ponemos de acuerdo por Don Email jejeje.

Charro: Ahi le caigo a votar compa, saldos.

De nuevo mil gracias a todos por sus visitas y comentarios, de eso se trata este espacio...

Pato dijo...

Alguna vez escuché decir : el tiempo no cambia , cambia la gente .
Pues como sea , lo importante es que tiempos pasados fueron mejores !