10 octubre 2011

De naturaleza humana, olas y otras taras


Es increíblemente asombroso como para algunas personas puede ser tan fácil dar vuelta a la izquierda, derecha o de plano media vuelta cuando se iba en senderos paralelos. Un simple sacarte de tu vida tan fácilmente, cuando en alguna ocasión llegaron a profesar lo contrario. Human Nature. Como seres humanos racionales, somos una especie bastante rara, a todo mal buscamos una solución, siempre a la vanguardia tecnológica, lógica, racional, matemática o lo que sea, pero cuando se trata de la mente, del alma, el psique… muchas de las veces no tenemos el valor, y nos dejamos hundir, ahogar, lento.

Unos van, otros vienen y así es la vida, nos cruzamos caminos y seguimos el sendero. Unos doblan en la esquina, los otros curiosamente siguen nuestro mismo camino, tal vez nazca una conversación, una chispa, una mirada, un saludo disfrazado de ese movimiento casi nulo en vertical de nuestra cabeza. Lo malo del asunto es cuando esos que se quedan, de pronto en una esquina o semáforo, precisamente dan esa vuelta para la izquierda, derecha o hasta al sentido contrario y sin avisar. Y solo escuchas el pitar de las bocinas de carros, rechinar de llantas, mentadas y a seguir. Y de uno depende dejarlo pasar o quedarse con ello.

Y entonces viene el castigo con “el látigo de la indiferencia”, ese que considero yo forzado, fingido, porque en el fondo sigo dudando que sea real, porque de que se siente, se siente, y de que duele, duele. Pero bueno, somos animales de costumbres, dicen por ahí; yo agregaría que somos de costumbres y descostumbres, aunque cueste más esto último. Y pronto nos acostumbramos, pronto seguimos adelante, pero es que la vida es así, o te subes a la ola y la “surfeas” o simplemente te quedas ahí, solo, ahogado… te jodes. Puede ser esa natural resistencia al cambio, o ¿solo a nosotros los humanos nos pasa? No lo se, no he tenido tiempo de investigarlo o siquiera verlo en el National Geographic o en el Animal Planet… en fin.

Por lo pronto, y mientras se sigue secando la fuente de mis letras, creo que me voy consiguiendo mi tablita de surf, o ya de perdido un “boogie board”, las lecciones vendrán con las arrastradas de las olas….

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Y nos quedamos mirando a esos seres " racionales " que les vale lo que pasa a su alrededores, a veces con la impotencia de no poder hacer nada y, cierto nos acostumbramos a todo.

Creo que cada dia la fuente de tus letras renace dándo a tus post la mejor de las reflexiones !!
Un abrazo !!!

Ser dijo...

Te confieso mi secreto....Estoy con una homeópata que me ha ayudado con mis cosas del alma...y coopera.

Deberías probar.

un abrazo!

Mr. Magoo... dijo...

Anonimo: No nos queda de otra mas que mirar o mejor no mirarles y seguir adelante, los caminos a veces son caprichosos, y nunca sabemos en donde terminaran. Gracias por tus palabras, ojala renazca porque de que esta seca, esta algo seca.
Un abrazo grande!

Ser: Oye eso suena bien, porque la medicina convencional como que siempre es lo mismo. No te aseguro nada pero igual un dia de estos ando en lo mismo.
Un abrazo para ti!

Martuchis dijo...

Yo creo que la respuesta está en las primeras líneas de tu escrito, aprendemos a sumar y a restar, a escribir y a razonar, pero nadie nos enseña como manejar las emociones que llevas por dentro y aprendes o medio aprendes a base de los tropezones que te vas dando, pero nunca es tarde para aprender y cuando te das cuenta que la vida es eso, caerte, levantarte, vivir cosas que pueden ser injustas o terribles, es cuando te das cuenta de que ser humano es toda una experiencia y por eso, a pesar de que la vida sea dura, hay que aprovechar cada cosa que te toque experimentar mientras estés aquí.

Mr. Magoo... dijo...

Martuchis: Es verdad, la cosa se va visualizando desde el principio, el famoso "thesis statement" que usa el gringo...
La vida es eso, y hay que aprender, por dificil que sea, a ser agradecido con todo, y con todos, buenos y malos, porque de eso esta formada tu experiencia y tu existencia al fin y al cabo... no en vano dicen "mas sabe el diablo por viejo que por diablo", porque la experiencia es el "been there, done that" y no el salir siempre bien librado de todas las batallas.
Habra que observar mas todo eso que se presenta, tengo que trabajar mucho en ello, creo que es asi como eso de aprender a escuchar la respiracion, una cosa lleva a la otra, en fin... tengo que ordenar mis ideas.
Un abrazo Martha, gracias por pasar y por comentar.