26 junio 2017

Sin sentido

Esta es una carta sin sentido, donde solo quiero garabatear lo que siento, explotar y despotricar contra todo y contra todos, porque odio todo sin sentido, muy anárquico, a lo porro, porque me da la gana y punto.
Y es sin ningún sentido porque se que esto, aunque digan que es catártico y cura, lo pongo en tela de duda, a menos que sea porque gasto mi energía en pensar lo que voy a escribir y me deja con pocas ganas de seguir renegando.

¿De que carajos me sirve renegar? ¿Para que quejarme? si se que nada va a cambiar, nada se va a resolver, o me va a ir peor.  Pero como, ¡válgame dios! si usted es “Mister Magoo”, Don Magoo,  el que siempre tiene una sonrisa afable y un chiste a la mano y otro bajo de la manga, para hacer reír al mas rudo.

Siempre fui el bufón de la bolita en turno, era mi manera de entrar, de pertenecer, aunque no fuera un circulo de mi total agrado, la cosa era no quedarse fuera, ¿Que no es así? ¿Que no se trata de eso?  Siempre fui ese que hacia reír a los demás ridiculizándose a si mismo.
¿Y ahora? Ahora estoy solo rodeado de gente, la soledad en el tumulto, inexplicable pero tan cierto como lo latente del sentimiento desesperado de entrar por la puerta falsa en ese pasillo de puertas varias, supuestas opciones múltiples de este gran chiste llamado “vida”.  Y ahora, nadie es amigo, todos se han olvidado, ya no hay buena oferta humorística, me quede atrás, me volví obsoleto.  Ahora cada quien tiene la lana suficiente, gracias al producto de sus excelentes y productivas vidas de adulto, para pagar sus propios bufones de bolsillo en forma de mil gadgets o aplicaciones para su móvil, o terapias costosas y pseudo exitosas.  Pero lo otro, lo otro nunca fue real, fue pasajero, como la vida misma.  Y se queda uno vacío en el rincón, como juguete viejo en el ático, porque ya no hay lugar para el en la vida real, en la actualidad, el modernismo, en lo de ahora, lo “in”.  Como habría yo de pertenecer a ese mundo “in” si siempre me siento “orsai”, fuera de lugar.


Sigamos pues observando, procesando, digiriendo y vomitando todo esto, mientras se pueda, mientras alcance, aunque todo sea sin sentido…

2 comentarios:

M a r u dijo...

Creo que la mayoria de los seres humanos fingimos para encajar en algo. Al final nos alcanza y luego llega un momento en el que decimos basta. Le digo a mi hija, estoy en el momento de mi vida que ya no me importa lo que la gente piense o crea de mi. Eso ya paso. Paso la Maru pasiva que a todo decia que si, como dices tu, disponible para todo y todos. Es madurez Magoo, y sabes algo? me encanta. Quien tenga que estar en tu vida estara, quien no, a volar se ha dicho. saludos.. bonita noche...

Mr. Magoo... dijo...

Muy cierto Maru, es parte como de una actuación para sentirte parte del elenco pero llega esa edad o tiempo en el que ya no importa. Me gusto mucho tu ultima frase, de quien tenga que estar que este, muchas veces luchamos contra eso porque queremos incluir a un mundo, es mejor poquitos, un grupo muy reducido, o los que sean, por gusto y afinidad y no por necesidad o por terquedad, peor aun. Gracias por pasar y comentar.