27 octubre 2006

A dos de tres caidas sin limite de tiempooooo!

El otro día, me encontraba hurgando de nuevo entre un montón de cachivaches polvorientos cuando de pronto la veo... si, era una mascara del Santo, el enigmático "enmascarado de plata", así es, yo tuve una mascara del Santo cuando era niño, y fue que me puse a filosofar acerca del tema. La lucha libre siempre ha estado presente en la cultura mexicana, traspasando estratos sociales, edades y demás fronteras que pudieran limitarla. Creo que todos, o muchos de nosotros, de una manera u otra hemos sido participes de este espectáculo, de esta lucha de fuerzas entre el bien y el mal caracterizadas por los rudos contra los técnicos, mascara contra cabellera, relevos australianos, a dos de tres caídas sin limite de tiempo.

¿Quién no recuerda los muñequitos de luchadores o conoció a alguien que tenia uno? Si, esos que tienen sus brazos extendidos con las manos abiertas y un brazo mas arriba que el otro (la clásica pose de guardia en la lucha libre). Esos muñequitos baratitos que vendían afuera de los mercados, tiendas y hasta afuera de las iglesias pero que hacían las delicias de los niños por horas y horas, pretendiendo ser los mejores luchadores en la mismísima Arena Coliseo, o ya de perdida, en el Gimnasio Municipal. Yo tuve varios de esos, y recuerdo que hasta les fabrique su "Ring" con un pedazo de tabla cuadrado, con cuatro clavos grandes en cada esquina y unas ligas a manera de cuerdas, suficiente para entretenerme por un buen rato.

¿Y de las películas de luchadores? Esas merecen un post aparte, otra cosa, con el Santo y Blue Demon siempre bien trajeaditos y con su mascara súper-apretada que les quedaban los labios así como que "parando la trompita" como dijera Pepe el Toro. Y esos carritos de lujo, siempre convertibles para que lucieran su capa, y que decir de sus habilidades para de unos buenos golpes de hacha, degolladoras y patadas voladoras vencieran triunfalmente a momias, monstruos, vampiros y hombres lobo, y mujeres lobas también. ¿Quién no se aventó una película de esas, mientras no tenia nada que hacer, alguna tarde de ocio en su casa?

Y que decir de las mascaras, esas que son elaboradas con tanto ingenio y con tanta creatividad que ya son parte de ese folklore que caracteriza a nuestra cultura mexicana. Recuerdo la de El Santo (obviamente), Blue Demon, Mil Mascaras, el Huracán Ramírez, Fishman, Tinieblas (sin aluche), y más reciente Lizmark y Octagon, y de luchadores locales como Flama Roja, el Legionario, Rokcy Star, Cinta de Oro, Gallo Tapado, el Samurai, y muchos otros mas que mi memoria me traiciona y no me deja recordar con certeza.

Recuerdo que un día, tendría escasos cinco años, le dije a mi papa que no dejaría pasar otro día mas sin que me comprara mi mascara de El Santo, me prometió que ese mismo día me la llevaría a casa. Lo estuve esperando lo que yo sentí fue una eternidad, hasta que por fin llego, y si, para mi fortuna, llego con la mascara de El Santo. Brinque como loco, me la puse de inmediato, me quite la camisa y salí al balcón de mi casa a hacer algunos "movimientos" de lucha libre, creo que mi mama tomo algunas fotos, ojala las encuentre algún día para mostrar las pruebas de dicho momento eufórico.

Para mi gusto, hubo una época de gloria o segundo aire de la lucha libre en nuestra frontera, y recuerdo bien ese momento. La televisión jugaba un papel importante en este show y ahí estábamos pegados todos, chicos y grandes para ver las luchas, pero sobre todo los programas previos donde los luchadores se hacían de palabras, exhibían sus carencias de estilo y hacían locura y media para preparar la siguiente función de lucha libre. Quien no recuerda al famoso referee después convertido en luchador Julio Quiroga, al grito de "No estoy loco chato, no estooooy locooooooo" y que en una ocasión se agarro a topes en la cabeza con un chivo en pleno programa de televisión. O las discusiones entre Flama Roja y Rocky Star, el primero el rudo de rudos y el otro el ídolo de las masas por su juventud, actos acrobáticos y sencillez al hablar, o a aquellos luchadores que eran del "otro bando", el Baby Sharon y el Bello Armando, mostrando sus pelirrojas cabelleras y ese tono de voz tan "particular" al hablar. Creo que algunos estarán de acuerdo conmigo, independientemente del escándalo, era todo un show.

En una ocasión, mi papa, un tío y yo nos metimos de gorra a una función de lucha en el Gimnasio Municipal de mi natal Ciudad Juárez; mi papá era amigo del electricista del gimnasio y pudimos entrar por la puerta de servicio. Ya sentados por ahí, empezó la función, recuerdo que el lugar estaba llenísimo y hacia bastante calor. Todo transcurría normal hasta que de pronto, sentí que una mujer que estaba sentada junto a mí comenzaba como que a "manotearme", yo la verdad no le puse mucha atención al asunto, pudo haber sido accidental. El manoteo siguió y después era mas frecuente y más fuerte, todo esto sucedía en fracciones de segundos, yo no sabia que hacer, solo atinaba a no voltear a verla, por pena. El siguiente ya fue mas como golpe, así que voltie con intención de reclamarle, y oh sorpresa!!!! La susodicha mujer estaba con la cara toda descompuesta, los dedos retorcidos y se movía, mas bien se convulsionaba sin control; la mujer estaba teniendo un ataque epiléptico ahí a un lado mío, y yo que pensaba que nomás me estaba fastidiando. Aquello era un momento cómico-trágico, no sabia si reír o llorar o gritar. Mi tío y mi papa de un brinco se pusieron uno en cada lado de la mujer, le estiraban los dedos, le controlaban los brazos y mi tío vigilaba que no se fuera a asfixiar con su propia lengua, una escena muy surrealista, irónicamente, como para película de luchadores. De la nada salieron unos paramédicos y una señora que presumimos era la mama de la mujer convulsionada, muy afligida la señora nos daba las gracias por haber "atendido" a su hija. No es difícil adivinar que después de ese momento me jure no volver jamás a las luchas. Si volví una vez, mas a fuerzas que de ganas, a una función de lucha a beneficio de la sociedad de alumnos de mi escuela secundaria, yo tenia vela en el entierro y no me quedo de otra, solo que en esa ocasión estaba en ring side, casi como un VIP, pero como dijera la nana esa del comercial de los frijoles de Apizaco, esa es otra historia.

Por todo esto y mas es que pienso que la lucha libre siempre ha estado por ahí, ligada o infiltrada a nuestra cultura. La prueba es que la lucha libre sigue, tal vez con menos pasión pero ahí sigue, muriendo y renaciendo como el Ave Fénix, ídolos van, ídolos vienen, hasta el gabacho se quiere arrimar al "fenómeno" este de las luchas mexicanas, que hasta hicieron la película esa de Nacho Libre.Todo estos recuerdos y pensamientos filosóficos vienen pues como resultado de encontrar tales objetos en el ático... órale.

Y tu, ¿Cuál mascara tenias?, ¿Tuviste muñequitos de luchador? Aviéntate tu historia, desde la tercera cuerda....

14 comentarios:

Renoreins dijo...

Claro que tenía muñequitos y la mascara, pos, la clasicota!! la del santo!

Mi hermano (dos años menor) y yo nos agarrabamos a fregadazos (de mentis) en la cama y hasta patadas voladoras jajaja!!

N'ombre!! que recuerdos.

Y yo creo que de chavito me aventé todas las peliculas de luchadores, ya no las recuerdo pero, caray!! como me gustaban!!!

gatita dijo...

Antes que otra lucha sea anunciada... que convulsione otra chica, o que vuele otro enmascarado.... dejame decirte que nos llevaste a todos a un terreno amado, cálido y feliz... gracais!!!....esa infancia que decribes, los monitos, las películas el santo... yo viendo las películas con una bufanda... tu sabes había que protegerse por la tarde- noche de las mujeres vampiro, monstruos intergalácticos y del mismisimo hombre lobo sin contar con los malandros de los rudos!!!!!! ( ahora los condenados escuincles las ven y se atarantan de la risa!!!!!).....
Pues si para envidia de muchos .... mi máscara era de ULTRAMAN asme tú el reverendo favor..... la del santo la tenía mi tío 2 años mayor y pues el mas grande gana y manda....jajajajaja.... nunca me salió por supuesto la urracarrana... la unica vez que la intenté.... di 3 vueltas en la cama y caía de sentón abajo de esta.... de ahí mi retiro definitivo y no insistan.... no señores no regresaré!!!!.... manque me lleven los pingos!!!! jajajajaja
PD. El dolor me duró 1 semana sin poderme sentar....!!!!!

roger dijo...

caray magoo muy buenos temas y claro que yo tambien tuve de esos luchadores como no recordarlos y pue sla mascara que yo tuve era la de tinieblas sin el aluche claro, y la de fishman,el solitario y muy recientemente ha de ser de unos dos meses compre la del flama roja haciendo honor al personaje por el cual me conocen el flama asi qeu muy buenos recuerdos, de esas noches de estar en la tv viendo a los idolos del ring y bueno recuerdo a otros luchadores como el vagabundo,el vikingo,el cobarde,el amtematico,los villanos, yo cuando chico fui a una funcion de lucha en la hoy extinta plaza de toros monumental donde lucho el santo,tinieblas, dr wagner en fin muchos luchadores y es mi mejor recuerdo jejeje y si lo digo desde hoy yo soy el hijo de flama roja!!!!!!

Elisa dijo...

jajaja orale!!! mira nada más! yo también igual que gatita me llegué a poner bufanda para protegerme de las mujeres vampiro xD

a mi me encantaba blue demon y decía que era mi novio je! a mis hermanos les daba de patadones y les aplicaba "llaves" que según yo veía en las películas, claro que yo ganaba (a webooooo jajajaja)

que padre que nos hagas recordar todo eso Mr. Magoo gracias!

Abrazos

Morena dijo...

Mi mamá nos llevaba al borunda cada domingo y religiosamente nos compraba algo, yo pedía una pelota de globo y mi hermano un ring con 4 luchadores.
Ella siempre nos persuadia a pedir otra cosa, yo tenia ya muchas pelotas sin globo en la casa y el tenía demasiados rings, el de vez en cuando accedía a solo comprar los luchadores, pero yo seguí con la compra compulsiva de pelotas de globo.

También luchabamos en la cama pero eramos mancuerna y nos haciamos llamar los "hermanos crazy" y haciamos piruetas o marometas, cosas parecidas a lo que hacian los meeercury que salen con Adal... Porque en mi casa tooodo se nos permitía menos pelear entre nosotros, creanmelo o no, Arturo y yo jamás en la vida nos hemos peleado. La jefa manda.

Morena dijo...

Oye Magoo por aqui vi un post de paella, sabes de un lugar donde vendan aqui en Juaritos una rica paella??

Mr. Magoo dijo...

Reno: Esas peliculas de luchadores eran otro rollo verdad? muchos las criticaban pero ahi estabamos viendolas y uno de chavo (y alomejor todavia) se emocionaba todo, yo fui uno de ellos, lo confieso.

Gatita: Que padre que tengas esos gratos recuerdos, creo que todos por ahi intentamos huracarranas y llaves y nos pusimos tambien nuestros catorrazos, la cosa era sentirse en el ring aunque fuera el colchon de la cama o el tapetito o alfombrita de tu recamara. Y que decir de las vampiras, aunque yo me acuerdo mas de las lobas, jajajajja y me refiero a las de las peliculas de Blue Demon.

Roger: Gracias por recordarme el nombre del programa de las luchas, era "Idolos del Ring", conducido por el gran cronista Heriberto "Chato" Chavez (q.e.p.d.), que momentos aquellos. Oye, luego nos cuentas o haces un post de como nacio tu apodo de "El Flama", yo no me se esa historia. Por cierto, luego les mando un link de un reportaje que salio en El Paso Times de Flama Roja, que ahora vive en El Paso y tiene panaderias, porque ademas de luchador era panadero, que tal ...

Elisa: Que onda con el impacto de las mujeres vampiro he? No pense que hubieran trascendido tanto. Y te imaginabas al Blue Demon aca de tu novio parando la trompita? porque a poco no se veian bien curas con esas mascaras super apretadas.

Morena: Orale con los Hermanos Crazy, no se si te acuerdes de unosluchadores que hubo que se llamaban los Crazy Boys 32 y 33, simplemente me acorde de ellos con el nombre. Y respecto a la paella, yo iba a un lugar que se llamaba "La Gran Via", de un senior espaniol, ahi por enfrente de los burros Crisostomo del Campestre, pero ya no estan. Voy a preguntar a ver a donde se fueron y te digo ok?

En verdad que me da un gusto enorme poder llevarles a ese baul de buenos recuerdos. Saludos a todos y gracias por sus comentarios.

Pelos Briseño dijo...

Uta... yo me acuerdo cuando estaba en primaria, uno de los chavitos que estaban conmigo decia que era sobrino de Rocky Star... nosotros nunca le creimos, hasta que un dia nos llego con unas mascaras todas madreadas, rotas y llenas de sangre, que segun esto eran las que su tio habia ganado (en aquellos tiempos, el Rocky Star era un idolazo).
Ese dia este chavo se convirtio en nuestro heroe... pero lo que yo mas recuerdo, es como agarramos todos y nos pusimos las mascaras, y empezamos a jugar "luchitas"... no manches, inches mascaras estaban todas marranas, y apestaban horrible... no se como nos las pusimos
Por cierto, Morena, segun he oido, en el restaurant "Asturias" tienen una paella muy buena...

webita dijo...

yo siempre he querido una máscara del santo... pero no he ido al mercado :(
Un gusto tenerlo por mi bló, y leer el suyo.
Arroz!

la gorda dijo...

Neta carnal que me hiciste el dia con eso de la anecdota de la epileptica de la lucha, ya ni me acordaba y casi me hago de la risa.

la gorda dijo...

Hola carnal me cae que esta a toda mad... tu este blog o como se llame, estoy tratando de chutarme todos para ponerme al dia pero como sabes casi no tengo tiempo con todo el leperio y de noche es mi unico timpo y se va volando como hoy que ya me dieron las 12 y neta que estoy picadisima pero luego te doy mis comments.

Mr. Magoo dijo...

Pelos: me cae que tambien hubiera sido mi idolo ese chavo, fijate que yo fui vecino de un luchador, "El Cobarde", lo supe por mis amigos pero yo ni cuenta, y como andan enmascarados pues menos te das cuenta.

Webita: Gracias por la visita a mi blog, y pues espero que pronto vayas al mercado por tu mascara de El Santo, tarde pero sin suenio no crees?

Carnala: Un gusto tenerte por aqui, a ver cuando te avientas tu tus historias porque tu tambien tienes bastante que contar, o estaria curioso leer la misma historia pero desde otra optica.

Saludos a todos y gracias por sus comentarios enriquecedores.

pato dijo...

Ahhh , que bellos recuerdos , bueno yo no tenía " luchadores " pero que tal las películas ? El Santo contra las momias ! Huy , que tiempos , gracias por devolverme a mi infancia !!!

Anónimo dijo...

Vaya memorias.

Me acuerdo muy bien de todo esto y tambien de un luchador llamado "el Impostor" que fue muy famoso en Juarez. Recuerdo que en el municipal habia funcion los Jueves donde los ninos eran gratis. Aunque nunca fui fanatico de la lucha libre me encantaban much los jueves en el municipal sobre todo porque aveces nos acababamos le feria en los burritos afura on el los tacos de buche (yummy!) y nos teniamos que ir de gorra a la casa en la ruta (o camion ). Me acuerdo que mi primo Pedro, que por cierto tengo casi 20 anos de no verlo y que aun vive en Juarez se brincaba por una ventana y abria la puerta por afuera donde todos nos bajabamos y a correr. Que tiempos aquellos.