16 octubre 2007

Crónica de una salida, un percance técnico y una meta


Pues si, se llegaba mi “Día D”, el día de la carrera a la que me había inscrito voluntariamente, como un reto, como una terapia, como una prueba de muchas cosas. Me sentía listo, no había mas que aprender, no había mas que hacer a ultima hora, salvo un pequeño detalle: en mi afán de dejar todos los ejes súper limpios, desalineé la llanta y el freno trasero de mi bicicleta. Cundió el pánico por unos momentos, por unas horas diría yo, pero nada que un mecánico de verdad no pudiera arreglar, por unos cuantos dólares y lo más increíble, en escasos quince minutos. Problema resuelto, así que lo único que quedaba por hacer era esperar, relajarse y esperar.

La mañana siguiente, la de la carrera, pintaba para ser perfecta, cielo despejado, clima agradable, un poco fresco pero se esperaba que el sol tuviera sus efectos durante el día, y poco de viento, que después arreció y si llego a ser factor, aunque también agradecería ese viento porque me refrescaba cuando mas lo necesité.

La salida fue una locura, había mas de dos mil competidores, era un enjambre de bicicletas, entusiasmo y adrenalina a flor de piel, todas las edades representadas, un mar de gente. La cuenta regresiba en el megáfono 3, 2, 1... y se llegaba el disparo de salida. Poco a poco fui avanzando entre el mar de bicicletas, haciéndome espacio, y tratando de llevar un ritmo tranquilo, como el que se había planeado para poder llegar entero a la etapa de montaña. Subimos el bordo del rió y la ruta enfilaba hacia el oriente. El polvo era increíble, ahora entiendo porque un rato antes vi a varios competidores con tapa-bocas, esto respondió rápidamente a aquella pregunta planteada en mi mente momentos antes.

Algo que me entusiasmo bastante, fue ver a mucha gente a orillas del bordo del rió y durante casi todo el trayecto, animando con pancartas, con aplausos y gritos de “animo, animo, van muy bien” y todo eso. Gente que salía de sus casas para ver la carrera, gente que iba apoyando a algún familiar pero animaban parejo, sin discriminar, esto me hizo sentir especial, es algo difícil de explicar, pero es una sensación que percibí y viví en carne propia, y me llego, así que doy gracias por eso. El tramo de ida y vuelta por el bordo del rió estaba por acabar, hasta aquí todo bien, depuse, pasar por la zona de Anapra, seguir saludando gente, dando palmadas al pasar y con esto dibujar una sonrisa en el rostro de algún chiquillo que con mucho entusiasmo había salido de su humilde casa a ver la carrera tan famosa y que de alguna manera irrumpía la armonía de su Sábado común y corriente. Hubo un tramo donde unas chiquillas con papel y lápiz en mano pedían autógrafos, fue algo gracioso, pero como que eran cosas que el ser supremo me mandaba para que por un momento me sintiera de nuevo humano y regresaran los pies a la tierra, eran mis anclas, por las cuales doy gracias también.

Y esto lo digo, porque cuando más invencible me sentía, cuando traía mi mejor ritmo y mi mejor tiempo, a las dos horas y media de camino ¡crak! La cadena de mi bicicleta se salía de la estrella mas chica y se atoraba con tres vueltas en el eje. Rápidamente me baje, un amigo con el que venia haciendo equipo hizo lo mismo; tratamos en vano de zafarla, no se podía, era prácticamente imposible. Tuve mi momento de negación, luego de reclamo, maldije y estuve a punto de patear a mi pobre bicicleta que no tenía la culpa, luego me vino un rayo de iluminación y le dije a mi compañero – tu síguele, voy a caminar hasta el siguiente punto de abastecimiento y veré si alguien me puede ayudar – no quedaba mas que hacer. Mi amigo prosiguió y yo, a caminar, mientras creo que mis ideas se calmaban y se ponían en orden. Por fin llegue al check point y había bastante gente, nadie se ofrecía a ayudarme cuando de repente...

...milagrosamente veo una cara conocida, un joven que había estado entrenando con mis amigos y que a ultima hora decidió no participar en la carrera pero si como ayudante. Le explique el problema, pronto llamo a otro amigo suyo, hicieron la bici a un lado del camino y la voltearon, comenzaron a tratar de arreglarla. Pidieron herramienta y después de varios minutos y varios intentos, la cadena estaba de nuevo en su lugar. Creo que ya había perdido en total unos cuarenta y cinco minutos en todo esto, pero sin pensarlo dos veces, agradecí en el alma ese gran favor, y me dispuse a continuar. Me abastecí de agua, plátanos, lo que estuvieran dando y le di con todo, rebase gente a diestra y siniestra, pedía pista como todo un “pro” y así llegue al kilómetro 60 de recorrido, comenzaba lo bueno, el ascenso.

Debido al gasto anterior en mi afán por alcanzar a mis compañeros, deje mucha de mi energía en el camino, además de que la cadena no había quedado al cien por ciento y seguía cayendo, solo que ahora al primer ruido raro paraba de inmediato para evitar que se volviera a enroscar. Cuando el calor mas arreciaba, mi energía se acababa poco a poco, también los líquidos, pero eché mano de lo poco que traía de agua, los geles y barritas de cereal para tomar algo de energía. Pasábamos el ultimo punto de reabastecimiento antes de la famosa “Subida de la Asfixia”, me armaba de gatorade y de valor. Curiosamente el camino pasa por una pequeña capilla, un poco de agua bendita y a seguir el camino, y a unos metros de llegar a la falda de la subida, los calambres hicieron de las suyas y tuve que detenerme por un buen rato mientras recuperaba mis fuerzas. Después de un rato de descanso, un poco de gel y dos aspirinas, proseguí mi camino. La subida era criminal, yo lo sabia de antemano, ya la había pasado, pero esta vez traía mas kilómetros recorridos.

Dure subiendo lo que sentí una eternidad y cuando llegue a la cima, sentí como llegaba una extraña fuerza, que me impedía detenerme, así que sin descansar seguí por la “Bajada del Diablo” entre caminando y en la bicicleta, porque a las bajadas les tengo mucho respeto, dicen que no es miedo, que es precaución, como sea, extreme precaución y baje lo mas rápido que pude. El sol comenzaba a despedirse, y de regreso al Cristo Negro (donde se me había caído la cadena originalmente) me dije – de aquí en adelante nada ni nadie me detiene – y di mi resto, con todo lo que me quedaba comencé a pedalear, rebase a varios competidores que ya iban quedando rezagados al igual que yo, pero no sé de donde saque tanta energía que pedaleé como si me viniera persiguiendo la migra, no pare hasta llegar a la meta, levante mis brazos en alto para la foto y por fin, estaba en la meta; todo había terminado.



Me tomo nueve horas y cuarenta y cinco minutos terminar esta odisea. Es verdad que pude hacer menos tiempo, es verdad que el incidente de la cadena me pudo haber detenido, pero mi voluntad fue mas que eso, y que la debilidad física y la falta de sales y electrolitos. Estaba en la meta y era lo más importante, pidieron mi numero de competidor, dijeron mi nombre, respondí afirmativamente y me entregaron mi medalla de participación. No pregunté en que lugar llegue, la verdad no importaba, lo que importaba es que lo logré, y estoy en una pieza, recuperándome y plasmando lo que vi, viví y sentí esa jornada de Sábado, de los cien kilómetros de la carrera Chupacabras. Ahora a descansar, ya habrá tiempo de sobra para planear la estrategia para el siguiente año.

21 comentarios:

Elisa dijo...

Muchas felicidades!!!, admiro tu perseverancia por llegar a la meta, y creo que sin esos acontecimientos que te sucedieron no sería el mismo aprendizaje, mmmm who knows :)

Abrazos!

Evan dijo...

Admirable, esto es excelente!!

Lo importante es haber llegado a la meta, no importa lugar ni nada, y tiene el mérito de haber sorteado el obstáculo de la cadena.

Excelente Mr, Felicidades!

Un beso!

Anónimo dijo...

Te tardaste en postear , ya estabamos preocupados !
Felicidades por ese éxito !

BlackTigerX dijo...

=o) que fregon que te sobrepusiste a los problemas y terminaste la carrera

salu2

El Analista dijo...

Felicitaciones mi tocayo, pocas cosas han de ser tan importantes para uno mismo que el sentido de superación, el haber sobrepasado voluntariamente y con coraje los limites qye siempre nos han rodeado. Te felicito de todo corazón.

roger dijo...

saludos mi estimado magoo, y bueno pues felicidades por haber logrado terminar la carrera, y bueno solo como informacion cheque la lista oficial y entraste en el lugar 1253 felicidades mi estimado!!! y sigale con esas ganas y bueno como dicen por ahi arrre luluuuuu

atte
el flama

MiNe dijo...

Me Uno a las felicitaciones, sinceramente me da mucho gusto que llegaras a la Meta, y que desde luego a parte de algun detallito, me da mas gusto sabes que aun tienes pilas para mas.. Eso es maravilloso!!
Besos..

PD: Bad Moon Rising, tambien me gusta..

CARAMELO de CIANURO dijo...

¡Mil felicidades! Mucha fuerza de voluntad y disciplina mostraste al llegar a la meta. Bien por ti. Un abrazo.

Guillermo González dijo...

Bieeeeeeeeen!!!!

Y pues como dices, además de disfrutar de este triunfo, a ver para adelante por la que sigue.

Animo y a seguir entrenando.

Saludos y un abrazo.

Diesel Armani dijo...

Que buen rollo , me voy a comprar una bici y vera que lo acompaño el proximo año!! Ya corri la de la amistad, ahora voy por la chupacabras, saludos y felicidades por terminar!! =)

Anónimo dijo...

Magoo,

Felicidades. Me impresiona que hayas aguantado 10 horas pedaleando. Como te senstiste al dia siguiente?

Saludos,

Robo

Anónimo dijo...

Leí en el blog del Diesel que habías hecho diez horas en la Chupacabras!!!! Felicidades!! qué bueno que pudiste concursar, con altibajos y todo pero no importa, llegaste a la meta y eso es lo que cuenta!!

Felicidades otra vez!!!

Bery

MiNe dijo...

Mi querido Magoo, esto fue como las tortillas.. recien hechas.. Y si, no hay como caminar bajo la luna y sufrir sus bellos efectos..
besos..

Anónimo dijo...

jajjaaj muy bien budie , te felicito mas que por termiar por saber escribir lo que se siente esa carrera ,, yo estuve ahi y exactamente eso paso ,, yo no tengo un blog pero al leer el tuyo se me puso la piel de gallina y los ojos llorosos yo hice 9 horas con 44 minutos llegue en el 1244 y en ese mismo momento despues de terminar y asentir que mi nombre correspondia al numero ,, se prendio la uz de un nuevo reto de una nueva estrategia,, de un nuevo año ,,, te veo luego amigo en el chupacabras 2008 ,, mi nombre Martin Duarte mi apodo " El Padrino"
Felicidades !!!

mi despertar dijo...

Yo estoy cansada simplemente de sentir lo que debe de ser eso.Bueno es realmente un texto interesante.... el de un deportista
Abrazos intensos y gracias por la maravilla de tus palabras en mi blog

Diego Fabián dijo...

Amigo Magoo... Vengo solo de pasada a dejarte un fuerte abrazo... Ando atrasado y debo regresar al campamento de volada!!!...

Prometo ponerme al tanto de tu blog apenas tenga la oportunida, ¿si?...

Un fuerte abrazo...

Martha dijo...

Magoo:

Pues todos estabamos a la expectativa y esperando con ansia tu relato.

Hijole, la de cosas que te pasaron (yo hubiera llorado del coraje si me hubiese pasado lo que te paso a ti con la cadena de la bici), y pues lo mas padre de todo fue que te preparaste y afrontaste con mucha entereza ese reto tan grande que como te decia desde el post anterior, no cualquiera logra terminar esa carrera y eso en si ya es un triunfo bastante digno de reconocerse.

Saludos y muy emocionante tu relato.

Que tengas buen fin de semana.

Elisa dijo...

Mr.magoo... ya se requiere que cuentes la nueva estrategia para la sig. carrera, o lo que es lo mismo un nuevo post :P

abrazos! :)

Dulcinea dijo...

Ve amigo le dije, quien gana no es siempre el que llega primero. Felicitaciones has ganado has vencido, has llegado a la meta aún con las complicaciones del camino.

Dios te bendiga y que pronto te recuperes. Cariños por montones

Mr. Magoo dijo...

Elisa: Gracias, pues si, creo que la perseverancia me llevo a la meta, y si aprendi varias cosas. Saludos.

Evan: Pues si, lo importante fue y es llegar. Gracias, saludos.

Anonimo: Gracias por tu felicitacion... te llamas...??? jejeje Saludos.

BlackTigerX: Pues si, nos sobrepusimos, saludos y gracias.

El Analista: Tocayo, mil gracias, si, esto era una meta puesta con anticipacion, y el haber sorteado esto me impulsa. Muchas gracias por tu felicitacion. Saludos.

Roger: Asi es mi querido flama, llegue en lugar 1253, pero bueno, llegue, jajaja ya vermos el anio que entra como me va, porque habra anio que entra (sin albur) jajajja. Saludos.

Mine: Gracias, pues si, quedaba pila para mas, lastima de lo de la cadena, pero no importa, es parte de la planeacion. Saludos.

Caramelo: Hola, bienvenida por estos rumbos de nuevo. Gracias por tu felicitacion, y no dejes de visitar. Saludos.

Guillermo: Asi es, a seguir adelante, yo que decia que no queria ver una bicicleta en mucho tiempo y ya estoy listo para este fin de semana, jaajajaj. Saludos, gracias de nuevo.

Diesel: Ya esta cana, comprese la bici y ya vamos a empezar a entrenar para el siguiente Chupacabras. Gracias por la felicitacion, saludos.

Robo: Pues yo tambien me impresiono, jajaja no manches, esta canion, por eso tengo que planear mejor la estrategia para durar menos tiempo en la bici. Al dia siguiente estaba muerto, no me podia ni mover, con decirte que no fui al juego de Mexico, en fin. Saludos.

Bery: Gracias por tu felicitacion, y si, lo que cuenta es terminar, ya habra tiempo para planear llegar en mejor lugar el anio que viene. Saludos.

Mine: Asi que como las tortillas eh? jajjaja. Saludos.

Martin: Pues si, llegaste un poco antes que yo, como 5 minutos y si, a mi tambien me llego esa luz de la estrategia para el anio que viene, y en dos semanas a mas tardar empezamos a entrenar de nuevo. Felicidades a ti tambien por haber terminado, y pues aqui estamos a tus ordenes. De casualidad no tienes un hermano que se llama Fernando??? me suena tu nombre...
Saludos.

Mi Despertar: No te canses mi querida Mucha, es algo cansado pero es gratificante. Gracias por tus abrazos y felicitaciones. Pasare a dejar mas palabras a tu blog. Abrazos.

Diego Fabian: Compadre, ya no trabajes tanto, no te ausentes tanto del mundo. Gracias por la visita.

Martha: Mil gracias por tu felicitacion y por la visita y por tus palabras. Pues si, fue dificil pero fue posible, de aqui siguen otras metas y se ven con claridad, es curioso como un evento asi te impulsa tanto mentalmente. Saludos y nuevamente gracias por tus palabras.

Elisa: Ya pues, no comas ansias, ahi va post nuevo...

Mil gracias a todos por sus visitas y comentarios. De verdad que sus animos me llevaron a terminar, me alentaron como si hubiesen estado ahi en la orilla del camino, asi que un abrazo para todos, este triunfo es compartido...

Mr. Magoo dijo...

Dulcinea: Muy acertadas tus palabras, no se gana con llegar primero. Gracias por tus felicitaciones, creo que ya estoy recuperado y listo para los siguientes retos. Abrazos para ti.