10 diciembre 2010

Las ánimas desanimadas


Como el polvo que se levanta con una corriente de aire al abrir la puerta de aquel cuarto abandonado, así aparecen siempre esos fantasmas del pasado, esos cucos, ogros y brujas que nos vienen a espantar cuando menos lo esperamos y que se resisten a irse aun que pasemos la escoba o el plumero; son las ánimas desanimadas.

Y así como llegan se van, sin avisar, pero haciendo mucho ruido en el instante preciso. Y espantan, a veces más, a veces menos, y no son blancas y tiernas como Gasparin, son grises, son tétricas y de caras largas, son pesadas y cargan con todo el bagaje necesario para inquietarnos, para molestarnos, para hacernos crujir los dientes y estrujar la quijada, para querernos tapar con la mantita hasta la cabeza sin querer asomar ni un dedo.

Son ánimas sin ganas; desanimadas a no terminar de irse, animadas a quedarse chocarreando, espantando, evocando recuerdos; penando el muerto, desvelando el vivo, suspirando ambos.

El conjuro no funciona, ni el incienso ni los ajos ni la botica completa. Esas ánimas seguirán llegando, mientras sigan así… desanimadas. Habrá que tratar de convivir con ellas, motivarlas, animarlas, arrancarles una carcajada… convencerlas. O ¿será que todo es un espejismo y el convencido tiene que ser otro?

4 comentarios:

Allek dijo...

Pasaba a desearte felices fiestas!
te dejo un abrazo!

Arevalo dijo...

Ánimas que no amanezca...

Paso a saludarte, deseo que tengas felices fiestas.

majana dijo...

Yo digo que el convencido debe ser otro.... y debe aprender a convivir con ellas, al fin y al cabo, son parte de el, de ti o de uno... de todos, así que a animarlas.... ;)

jeje, este post me inspiro..

Un abrazo!!

Mr. Magoo... dijo...

Allek: Gracias por tu visita, saludos.

Arevalo: Animas que no amanezca, muy bueno, jejeje. Saludos de regreso, gracias por tu visita, Felices Fiestas.

Majana: Es verdad, de alguna manera las respuestas vienen incluidas en la reflexion, pero a veces se esconden de uno mismo, de mi, o de todos. Habra que ver como animar a esas animas.

Es tan grato saber que estas letras te puedan inspirar... Mil gracias por tus palabras.
Un abrazo de vuelta.