27 noviembre 2006

De peluqueros y moralejas

El otro día, un sábado para ser preciso, me dispuse como casi cada mes a acudir a la peluquería (o barbería) para mi corte de pelo. Así es, yo soy uno de esos especimenes raros que todavía se corta el cabello en peluquería de esas antigüitas, con el símbolo de colores azul, rojo y blanco en forma de caramelo, y con las sillas de esas hidráulicas que suben y bajan y que tienen un cintillo de piel a un lado, con el que afilan la navaja para retocar patillas y algunos lados.

De esas tan clásicas que casi todos los peluqueros son ya viejitos, exceptuando a algunos, de hecho, el peluquero con el que me corto el cabello la mayoría de las veces es mas o menos de mi edad, él es el dueño del lugar, el cual heredo de su padre, quien se dedicó al mismo oficio, y a quien yo tuve el placer de conocer, una finísima persona, de esas con las que platicas a gusto, largo y tendido, que le puedes platicar de todo, que veía la vida con animo, de manera positiva, pero que ya no esta con nosotros, el cáncer le gano la batalla hace ya algunos años.

Mis temas en común con el peluquero son de todo un poco, desde los tiempos de antes, el Juárez de antes, hasta llegar al mero “mole”, el fútbol. Supe por alguna platica que él jugaba en una liga con sus antiguos amigos de la infancia de por ahí de la colonia Hidalgo, que jugaban en los famosos “hoyos” de tierra (paréntesis: los hoyos de tierra son residuos del antiguo cause que tenia el Rió Bravo, y que quedaron del lado mexicano después de la devolución de El Chamizal de Estados Unidos a México) y en veces en campos empastados junto al estadio Benito Juárez. Yo alguna vez jugué en esos campos así que la platica se ponía buena, que si las Chivas, que si el América, que si el Cruz Azul, que hoy hace mas calor que en otros años, que ya hace bastante tiempo que no nieva como antes ¿se acuerda? ... en fin, de todo un poco.

Hace como dos semanas, como mencione anteriormente, llegue pues a mi cita sin programar con el peluquero. Tuve suerte, no había espera y mi peluquero estaba disponible, así que llegue, saludé y me senté, comenzó el corte y comenzó la platica, fue ahí cuando me entere que ya no jugaba fútbol, al preguntar el porque, la respuesta me dejo algo helado: por cuestiones de salud, esta enfermo de cáncer. Yo no supe ni que contestar, me dijo que lo tomaba con calma, que estaba ya en tratamiento, que todavía no se le había caído el cabello, pero que iba un paso a la vez, me dijo que esperaba regresar a las canchas si todo salía bien y que no me sintiera mal, que le echara ganas, porque “ya ve que nadie tenemos la vida comprada”.

Me quede pensando mucho, como les dije, es una persona muy joven todavía, con esposa e hijos, pensé lo difícil que pudiera ser para su familia el llevar una situación así. Pero también pensé que como bien dijo él “nadie tenemos la vida comprada” y por lo mismo tenemos que disfrutar de ella, forjar metas y alcanzarlas, hasta las más insignificantes, ese curso de italiano o de francés que siempre quisiste, hazlo, o esa reparación que siempre has querido, órale, dale, hazlo, o ese viaje que has querido realizar pero no has podido por falta de tiempo, órale, sin pensarla, hazlo. Sé que existen detalles y situaciones, trabajo, responsabilidades que pueden detenernos, pero todo se puede ordenar para que las cosas vayan saliendo. Mientras estemos en este mundo, tratemos pues de vivir la vida, de disfrutarla y de seguir adelante, hasta que nos toque rendir cuentas y hacer el viaje, porque uno nunca sabe el día y la hora en la que nos den ese boleto de “one way”. Espero que tengan una buena semana, y recuerden, a darnos tiempo de disfrutar de la vida, aunque sea un poco.

10 comentarios:

santo dijo...

Pues si tienes razon la vida hay que vivirla intensamente y nunca quedarse con nada decir lo que uno siente reir divertirse,trabajar etc porque no sabe si uno mañana podra contarlo
saludos mr magoo por aqui andamos vicentiandolo jejeje

Elisa dijo...

Es cierto, hay que hacer por cumplir las cosas que tenemos en mente, uno cree que nunca va a irse de este mundo o al menos que va a ser a largo plazo pero ps no sabemos!

Hay que vivir a plenitud :)

Saludos Mr!

la gorda dijo...

Que buen tema de reflexion porque siempre pensamos que es lo que tenemos o debemos hacer, que es lo que los demas esperan de nosotros y no lo que queremos hacer, ademas de que nadie piensa en la muerte, pero aqui solo estamos de paso asi que a disfrutar lo que la vida nos ofrece por el tiempo que sea 10, 40,60 o 100 anios, tampoco que cunda el panico solo saber ser.

pato dijo...

Ciero , núnca sabemos en que momento nos vamos a ir , mas vale hacer lo que deseamos .
Solo por comentar , me ha dolido muchísimo la muerte de Valentín Elizalde , mi hija tuvo la oportunidad de conocerlo y era una gran persona . ´
Buenísima reflexión . Beso .

webita dijo...

si, que lindo tu post... dos primas hermanas mías murieron por cáncer éste año, y ambas son un ejemplo para mí de todo el empeño que pusieron siempre en ser felices y hacer felices a los demás.
Saludos!

Mile dijo...

Aqui, pagando la visita... creo que pensar en que te vas a morir (y al fin y al cabo va a pasar, eso es garantia) te pone en perpectiva todas las cosas...lo importante es: hacer lo mejor que puedas y vivir con NO REGRETS... no puedes abarcar mil cosas todo el tiempo y al final si no tienes chance de aprender frances pues ni hablar...el asunto es no hacer un relajo de esto... en fin tres bien votre blog... jajajaja!!!
Saludos

Morena dijo...

Coincido con todos, pero que hay de cuando alguien cercanisimo a ti simplemente se va?? Ahi esta mas dificil, porque el que se fue ps se fue... Bueno al rato regreso

Mary Carmen San Vicente dijo...

Hola ! Vengo de regreso a echar un vistazo con mi kit mañanero de cafecito y galletita (light claro). Es cierto esto de que nadie tenemos la vida comprada, de eso podemos estar seguros, pero siempre he pensado que venimos a este mundo para algo, como te dire..mmm como si hubiese un motivo, una misión y venimos a cumplirla (podría ser tu familia, o cualquier cosa) y si cumplimos esto entonces será que aunque nos hayamos ido, en realidad nos estaremos quedando =) ¡Madre santa! ya lo dije como Cantinflas pero tu perdonarás, a estas horas de la mañana todavía traigo el edredón marcado en la cara jeje

Un saludo !

Mr. Magoo dijo...

Santo: Asi es, no hay que quedarse con las ganas, uno nunca sabe. Nos seguimos vicentiando tambien por su blog.

Elisa: Concuerdo, hay que vivir con plenitud, ojala lo podamos recordar siempre. Gracias por visitar.

Carnala: Tienes razon, tambien sin paniquearse ... tu siempre corrijiendome, jajaja no te creas, esta bien, yo soy mas aprensivo. Un abrazo.

Pato: Pues tambien vi la noticia de lo de Valentin Elizalde, que triste, era un chamaco de escasos 25 anios, y con la vida por delante, exitos y demas, pero estas cosas si dan mucho coraje, porque de esa manera no se van, se arrancan de este mundo y eso no se vale. Un abrazo.

Webita: Me solidarizo contigo, que buen ejemplo de tratar de ser felices siempre. Ahh y ya se que no tengo perdon de Dios que tambien vino el Paez, me tendre que conformar con unos discos.

Mile: Muchas gracias por la visita reciproca, y si, tampoco se puede uno comer al mundo porque un dia se va a morir, pero lo que se alcance a hacer bien, lo que no, no regrets. Ahh y no le hago mucho al frances pero muchas gracias, tambien tu blog esta muy bueno eh eh? Saludos y eres bienvenida cuando quieras.

Morena: Si es verdad, cuando alguien muy cercano se va es muy dificil, pero se pasa, creeme, y luego lo ves en perspectiva y piensas en lo que esa persona cercana le gustaria ver de ti en este tiempo, reflexionas, en fin, gracias por la visita.

Mary Carmen: Gracias por la visita, yo seguire pasando a visitarte, y si, creo que tenemos una mision, que a veces pasamos toda la vida buscandola y alomejor la tenemos ahi enfrente de nuestras narices todo este tiempo, pero el significado llega ... ups, creo que yo tambien necesito un cafe, jajaja. Saludos.

Muchas gracias a todos por sus comentarios, un saludo y que sigan teniendo buena semana.

Anónimo dijo...

Hola:
En forma constante nos proponemos hacer cosas pendientes. Para serle sincera cuando se esta cercano a la muerte es cuando esos deseos nos jalan y nos obligan por si mismos a realizarlos. Esa es una de las características de la condición humana. Me gusta ponerme metas, y creo que se me hace muchos más facil disfrutar del momento, y agradacer a la vida por cada día.
Un fuerte abrazo.
Volveré