07 noviembre 2006

Juegos de Palabras

Cuando era niño, tendría alrededor de diez años, me enferme de hepatitis y tuve que pasar todo un mes del verano postrado en una cama sin hacer movimientos bruscos, debido a la inflamación de mi hígado. Ahí estaba yo tirado, todo amarillo como pintado con azafrán, en mi cama y viendo la televisión. Solo escuchaba los gritos de mis amigos de la cuadra cuando jugaban en el terreno baldío de atrás de mi casa, la cascarita de fútbol o el famoso “weniner” (del ingles one-inning) de béisbol o a lo que fuera y a mi me partía el alma estarme perdiendo toda esa acción.

Para no hacer mis tardes tan aburridas y para no pasar tanto tiempo viendo la caja idiota, mi hermana y yo ideamos un juego, una especie de juego de palabras, ella elegía un tomo de la enciclopedia que teníamos en casa y desde su recamara, que estaba al lado de la mía, me decía una palabra y me daba tres o mas significados, yo tenia que escoger el que pensaba era el significado correcto de la palabra primero mencionada. Cuando llegaba a atinar, pasaba a ser mi turno, ella literalmente me aventaba el tomo de enciclopedia a mí recamara siempre apuntando a la cama, no quería ni por equivocación ser infectada con el virus de la enfermedad, cambiábamos los papeles y yo mencionaba una palabra y diferentes significados y a ella le tocaba adivinar.

Era un juego tal vez muy absurdo pero a mí me parecía buenísimo, nos divertíamos por horas haciendo renegar al otro con las palabras mas complicadas y jamás antes escuchadas, pero era bueno el juego, y ahora me doy cuenta que fueron de las mejores horas que haya pasado con mi hermana, en una enfermedad muy dura, ella pudo haberse ido por ahí con sus amigas, pero igual se quedaba y me seguía la corriente y me acompañaba en aquel momento.

También jugábamos con el directorio telefónico, alguien escogía uno de los anuncios en la sección amarilla, sin mencionar el nombre o el giro del negocio y decíamos en voz alta algún slogan o frase que el anuncio tuviera, tomábamos nota y le pasábamos el directorio al otro, para que este adivinara el negocio y la pagina donde estaba dicho anuncio, en fin. Ah pa’ jueguitos han de pensar, pero creo que todos cuando niños, poseímos esa bendita imaginación que nos hacia viajar a galaxias lejanas o transportarnos a otras dimensiones en un abrir y cerrar de ojos, sin visas ni aduanas, sin preocupaciones ni limites.

Poco tiempo después, en algunas reuniones con amigos, implementábamos otro juego de palabras, le llamábamos El Diccionario”. En este juego, alguien fungía como monitor, escogía una palabra del diccionario, y la mencionaba a los presentes, después cada uno anotaba en un papelito lo que creía o lo que sonara mas convincente a ser el significado de la palabra, y el monitor anotaba también en un papelito el significado real de la palabra, se reunían todos los papelitos, se leían en voz alta y se ponía a votación cual era el significado mas convincente. Aquí ganaba el que tenia mas votos, y no siempre era el diccionario, cabe mencionar que me hice muy buen en este juego de “geeks” por mi experiencia previa con los juegos de la enciclopedia antes mencionados. Este juego es bueno pero solo para unas cuantas rondas, después se puede tornar aburrido, pero es interesante ver la sazón que le ponen algunos a los pseudo-significados con tal de convencer, es divertido hasta cierto punto.


Con que facilidad pues se podía uno divertir, la cosa era improvisar y vaya que lo lográbamos. Mi pregunta es si algunos de los lectores me pudiesen compartir algunos de sus juegos inventados ya sean de palabras o de números o de lo que sea, la cosa es ponernos nostálgicos juntos, recordar es vivir, y en algunos momentos es bueno volver a vivirlo, para los que se nos ha ido un poco la imaginación, recordar que si la tuvimos y de que manera. Espero compartan sus experiencias.

13 comentarios:

Elisa dijo...

Que buena onda de tu hermana hacerte compañía durante tu enfermedad y ps a mi me parecen muy entretenidos esos juegos que cuentas je! (bueno... que se puede esperar de alguien que acostumbra leer-usar el diccionario por puro gusto no?) xD

No tengo ninguna historia que compartir :'( porque no improvisabamos nada éramos medio brutos jejejejeje pero me recordaste a mi hno. el anterior a mi cuando le dieron paperas y estuvo en casa se iba a mi recámara a tocar todas las cosas para contagiarme y claro que yo no las quería ni tocar y me ponía guantes para agarrarlas jajaja ah que cosas! pero no me contagió (fiu!)

Saludos Mr. Magoo! como me gusta venir aquí porque me acuerdo de muchas cosas :PPP

gatita dijo...

Pues... ahi te va pa que te rias....
Yo realmente no hubiera pensado en jugar juegos tan extraños!!!!.... algo mas normal..... como ser artista, ser presentada por mi tio apenas 2 años mayor que yo, y tener de público a mi unica hermana, a quien le interpretaba " El sauce y la palma " version. ranchero, balada romántica, ritmo normal, solo cantada, silbada, bailada, con falda de olán, sin olán, con y sin pareja!!!!!!
Te fijas que versátil???? Lo unico que no cambiaba era la canción!!!! ..... era la única que me sabía!!!!! jajajajaja
Yo por supuesto la pasaba muy bien... y la muy cruel quería todavía darle autógrafo a mi público, que habitualmente se dormia por ahía del segundo grito!!!! claro con su biberon y currucada de su cobijita!!!! jajajaja..... que bueno que mi hermana no se acuerda, podria acusarme de maltrato psicologico no crees????
Saludos y gracias por tu coment y hacerme recordar!!!!
PD: Sabes demasiado de mi así que voy a tener que eliminarte!!!!

webita dijo...

jajajaja!, mis primas, mi hermana (una de ellas) y yo (5 en total) jugábamos a tener un grupo tipo timbiriche, que se llamaba "Huevo cocido", teníamos ensayos y todo... también nos gustaba jugar a casarnos!!! (las traumadas y unos compassss) donde cortábamos rueditas de tortilla fría con corcholatas y comulgábamos con coca-cola, jajajajaaaaa!
También me encantaba salir a jugar tenis en la cochera de la casa, pero con botas vaqueras!!! jajajajajaja, aaaay me alegraste el día!

Renoreins dijo...

Pos como yo me crié en Saucillo, entre las callesotas polvorientas y desiertas o entre alimentar vacas, gallinas y marranos, ordeñar a veces o arriar chivos a veces. Pos, juegos había muchos. Casi todos ideales para regresar todo revolcado y con tierra hasta en los calzones jejejee.

Bueno, eso cambio en la adolecencia cuando nos fuimos a vivir a Parral.

galafer dijo...

Jamás pensé encontrar a alguien que jugara a un juego tan similar al que yo creía haber inventado con mi hermano cuando yo estaba con tifus y en pleno verano me pasé un mes en cama... suena a situación espejo... tal vez acabas de encontrar un nuevo juego... contar experiencias y ver si se replican con cierta exactitud en alguna parte de mundo!!!... suerte.

Morena dijo...

Hola Magoo yo tuve tooodas las enfermedades infantiles posibles y mi hermano que siempre ha sido super sano era el que ayudaba a mi mamá a "entretenerme".

Yo me acuerdo especialmente cuando tenía 5 años, me dió varicela y bronquitis al mismo tiempo. Afuera estaba nevando (de esas nevadas que caían uuuuu hace mucho) yo estaba necia en salir y mi mamá no me dejaba ir a jugar con la nieve.
Yo estaba llorando y en eso que veo que Arturo salió a la calle pues me entró el sentimiento y lloraba con más ganas.

En eso lo veo entrar con una bolsa para la basura, de esas negras, llena de nieve y la puso en el suelo de la sala, sobre otras bolsas y ahí empezamos a hacer un mono de nieve, unas guerritas y cuantas mensadas se nos ocurrieron, ya te imaginaras como quedo la sala, pero la verdad es algo que jamás se me va a olvidar porque como tú dices, él bien se pudo ir a jugar con sus amigos, que se veía mucho mas divertido que jugar conmigo, pero no lo hizo... Y como esa hay un buen de historias, nos llevabamos muuuy bien.

I dijo...

ay se me antojó el jueguito del diccionario :( pero se que mis amigos no querrán participar sniiif
pero suena padrísimo, a ver si un día puedo

pato dijo...

Ahhh , que inteligente !!!!
Mis juegos eran con piedras , pues aún no se inventaba la pelota , pero adoptare los tuyos cuando vengan mis hijos .
Gracias por tu comentario en mi blog acerca de mi hermana , que lastima que nos pase esto y no poder hacer nada , si pasas lee el nuevo . Besito .

la gorda dijo...

Hola carnal, gracias por acordarte de esos juegos tontos pero en su momento sumamente divertidos y aunque no lo parezca aprendiamos mucho porque ampliabamos nuestro acervo cultural y linguistico, por otro lado me hiciste recordar las fabulosas epocas de hacerle al teatro con nuestros personajes del momento "el chavo, el chapulin etc." y posteriormente mas en serio, pastorelas y teatro en la secu y prepa, a ver cuando te avientas una de esas historias.
te quiero

Abelina dijo...

Jua jua, que buenos momentos nos haces recordar!

Yuri y yo jugábamos a ser Spiderman en una cama que estaba pegada a una pared, entonces brincabamos de tal forma que parecía que estabamos escalando la pared, jajaja,
Otro juego de cuando viajabamos por estas agrestes tierras donde el escenario era el mismo todo el tiempo (zzzzz) era a ser magnates y del lado que íbamos del vehículo era de lo que éramos dueños, entonces era competencia ver de que lado había más bienes materiales: mira mi fábrica!!, pero yo tengo un establo lleno de vacas!! etc etc, jajaja
otro juego era una bacha por cada vocho que vierámos, con estos juegos la risa era frenética y terminaba mi papá con los pelos de punta y casí nos bajaba a nalgadas del carro...jajaja
Y miles de juegos más, pero es que me llevaría un escrito más grande que tu post, es tu culpa, pa que oprimes el botón de los recuerdos??

salutsss!

santo dijo...

jejeje pues si que hubo juegos que haciamos cuando pequeños pero cuando me enfermaba pues me la pasaba ahi en la casa y mis hermanos me dejaban solillo se salian y yo alli aburrido shiale como me hubiera gustado tener una brohter como la tuya pero en fin recuerdos que ayudan acrecentar en la vida.
Sobre el post de las luchas jejeje tuvo chido me recordaste cuando le pique la panza al perro aguayo y casi me fracturo el dedo de lo duro que tenia el estomago ese pelao
saludos y gracias por el comment fue de mucha utilidad

Mussy dijo...

A mi me tocó vivr una infancia bastante feliz, a mis padres les iba súmamete bien en lo económico, así que procuraron que nada nos faltara, ni ropa, ni juguetes ni nada, además de tener mucho cuidado en darnos amor y tiempo de calidad... en fin, una infancia muy fácil. Recuerdo que me compraban tanto juguete quería, sin embargo a mí me hacía sumamente feliz comprar las historietass de Disney y de los super héroes, recortar los personajes y jugar con ellos como si fueran mis muñecos... por otra parte, en mi casa desde que me acuerdo, muy seguido jugábamos diccionario mis hermanas, mis padres y yo, y a mí, ese es un juego que hasta la fecha me divierte... después, en la adolecencia tuve otros inetreses y dejé de jugar... pero a los 18 años, que comencé mi carrera teatral, descubrí que en el escenario es presisamente eso lo que se hace: jugar, igualito que cuando eres niño, así que hoy puedo decir que mi profesión me hace completamente feliz y sigo jugando, casi todos los días, a que soy otro, como cuando de niño, diario era Luck Sky de Star Wars

Coach Lince Mayor dijo...

Ke royal, Magoo, aqui tu pseudo-paisa; pues precisamente acabo de postear sobre los viajesotes de carretera que nos aventabamos mi familia y yo, todos los 8 ensardinados en una guayin o vagoneta 'Dodge Dart' (color beige !!!)... pues si teniamos por ahi jueguillos de imaginacion, muchos de ellos involucraban las cosas que veiamos en carretera y habia que adivinarnos mutuamente que animales se nos ocurria que parecian determinadas partes de los cerros, o de las nubes... ya un poco mas viejos, todos los carnales salimos ya sea cinefilos o "televisionarios", asi que nos aventabamos nuestras versiones rudimentarias de "Six Degrees"... pero es chido todo eso, porque son lazos familiares mas fuertes que apellidos comunes... Salud !