21 mayo 2011

También a eso se aprende


De niño, siempre fui aplicado en mis clases, en el aula, en el catecismo y en cuanta actividad que se me pusiera enfrente así lo requería. Contestaba bien las preguntas de los programas de concursos en la televisión, le ayudaba a mi mama a repasar las lecciones de sus parvulitos de catecismo, mi papa me enseñaba con gusto algunos términos más avanzados para mi edad en dibujo técnico, conversiones a escala, etc.

Nunca de mas, pero siempre el coco me daba para resolver esos problemitas de cuaderno. Pero, ¿y los de la vida? Esos siempre fueron mi otro “coco”, mi debilidad, mi materia reprobada. Me enseñaron de todo, o yo me preocupe por aprender de todo, matemáticas, ciencias, literatura, algo de música, datos curiosos de pendejo enciclopédico, pero nunca, nunca nadie me enseño a perder. Siempre le saque la vuelta a esa asignatura; ahora creo que nunca lo hubiera aprendido ni asistiendo a una maestría.

Como cualquier materia sin dominar, es muchísimo mas difícil de lo que parece, y los resultados suelen ser muy dolorosos precisamente por esa falta de preparación, aunque muchos puedan decir que nunca se esta preparado. La calificación reprobatoria, por mucho que se este conciente de la falta de preparación, no deja de doler. ¿Será el orgullo herido o la falta de conciencia?

Es curioso que duela tanto; es como perder ese objeto que alguna vez encontraste en el camino y te das cuenta que nunca fue tuyo, o reprobar una materia que jamás te preocupaste por atender sus clases. Muchos dirán que nunca es tarde para aprender, y hay miles de remedios por ahí, llamados de mil maneras. Si, tal vez es tiempo de aprender a abrir la mano, soltar, dejar ir esa idea y seguir adelante en el camino… ligerito, sin piedras en los zapatos. Dicen que el tiempo es tan sabio que sana todo eso, pero por lo pronto el dolor no se quita ni con chochos y el apretar los dientes hace las quijadas mas cuadradas que las de Arnold…

One foot if front of the other…

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Nada me molesta mas, que te digan " échale ganas, tu puedes, las cosas asi son y ya ni modo " Solo quienes hemos pasado por eso y mas, sabemos lo que duele, lo que pesa. Lo que si puedo decir es que el tiempo es el remedio ...
pero hasta cuando ?
Sigue escribiendo, saca todo, aqui estamos para " escucharte " para entenderte.
Te dejo un enoooorme abrazo !

Mr. Magoo... dijo...

Anonimo: Pues mira, creo que mucha gente que te dice eso lo hace de buena voluntad, asi que habra que entender esa buena voluntad y tomarlo como eso y seguir adelante. Pero si es cierto, por lo pronto quien nos acelera el proceso? mientras pasa, duele y duele mucho en ocasiones.
Gracias por comentar. Un abrazo enorme de vuelta.

majana dijo...

Pues es cierto, nunca es tarde para aprender, sea como sea, siempre hacia adelante, sin esperar nada de los demás, por que quizá si lo haces jamás podrás avanzar, te queras en el mismo lugar, es mejor avanzar solo, batallando o como sea, pero avanzar... la cosa es que no te detengas, no mires atrás, veras como mas rápido de lo que te imaginas, se sumaran otros a este trayecto, sin pedirlo, así nada más e irán junto contigo a tu mismo paso.

No se que mas decir, solo que esto es algo que pienso, quizá no sirva de mucho, pero créeme que te entiendo y te lo digo de todo corazón.

Un fuerte abrazo, muy muy fuerte de esos rompe huesos!

Mr. Magoo... dijo...

Majana: Low expectations dicen por ahi los gringos, y creo que funciona pero ah como esta dificil de aplicar!
Veamos cuantos mas se suman a este proyecto, a este paso, a este caminar.
Mil gracias por tus palabras, de verdad son un balsamo en estos momentos.
Ouch... otro abrazo fuerte para ti jeje

Mr. Magoo... dijo...

Tengo por ahi otra historia que contar acerca de aprender a perder. Dejo mucho, vamos aprendiendo.... creo....